Evaluación de Gobierno Abril 2012

El Presidente Piñera llega a su aprobación más baja en lo que va de su mandato. Un 26% aprueba su gestión y un 66% la desaprueba. La aprobación del gobierno también cae a 26% y la desaprobación alcanza el 67%.

• El Presidente Piñera llega a su aprobación más baja en lo que va de su mandato. Un 26% aprueba su gestión y un 66% la desaprueba. La aprobación del gobierno también cae a 26% y la desaprobación alcanza el 67%.
• La evaluación de las áreas de gestión de gobierno en general retroceden. El juicio sobre el empleo cae a 45%; la economía baja bruscamente a un 36% de aprobación. El área de Salud disminuye 8 puntos y queda en 27% de aprobación.
• La ministra Schmidt y el ministro Golborne encabezan la aprobación del gabinete con 75% cada uno. Fuerte caída en la aprobación del ministro Mañalich (Salud); cae 11 puntos en el mes y llega a 43%.
• Se intensifica rechazo ciudadano hacia el Congreso Nacional. Cámaras obtienen su nivel de aprobación más bajo en los últimos dos años. Un 16% aprueba a la Cámara de Diputados y un 17% aprueba el Senado, en un mes que, entre otras cosas, se discutió  una polémica  alza a las asignaciones de los parlamentarios.

El Presidente Piñera llega a su nivel de aprobación ciudadana más bajo en lo que va de su mandato. En abril un 26% aprueba su gestión y un 66% la desaprueba. Esto es una disminución de 3 puntos respecto a su nivel de aprobación de marzo. El mínimo anterior (27%) se produjo en agosto del año pasado, en el momento más álgido de la crisis estudiantil.El Gobierno también llega ahora a su mínimo nivel en esta serie, con un 26%.
 
Abril estuvo marcado por varios hechos: el polémico episodio del Congreso Nacional respecto a un aumento en las asignaciones,  se conoció mayor información sobre el accidente aéreo de Juan Fernández, se envió al Congreso el proyecto de reforma tributaria y se efectuaron las primeras movilizaciones estudiantiles. Y un hecho que parece haber causado conmoción: Un foco infeccioso fue detectado en la Posta Central.  Además, y como ya se ha mencionado, algunas variables económicas sensibles parecen estar impactando las evaluaciones del gobierno: el aumento de precios de los alimentos y las bencinas.  Todo esto parece hacer desaparecer otras variables que se mueven en dirección positiva, como la actividad económica y el empleo. El proyecto de reforma tributaria, presentado hacia fines del mes pasado, si ha tenido algún efecto, no alcanza a ser recogido en esta medición.

Por segmentos, el nivel de aprobación del presidente en Abril sufre una fuerte disminución en los niveles socioeconómicos más bajos que de un 28% en marzo disminuyen a 21%.  Por edad, son los mayores (56 años y más) quienes presentan una fuerte caída en el nivel de aprobación. De un 41% de marzo caen a un 29% en abril.

Hay estabilidad en los atributos “duros” del presidente (en relación a marzo). Un 51% cree que el presidente es “activo y enérgico”, un 48% que tiene “capacidad para enfrentar situaciones de crisis” y un 45% cree que “cuenta con capacidad para solucionar los problemas del país”. Sin embargo, presenta una importante disminución en sus atributos “blandos”. El atributo “es creíble” llega a un 30% de evaluación positiva y “Genera Confianza” un atributo sensible para el presidente, e históricamente muy correlacionado a su evaluación global, disminuye 6 puntos respecto a marzo y queda en 29%.


Áreas de Gestión

En las áreas de gestión, los resultados de abril muestran en su mayoría retrocesos respecto a marzo. Las relaciones internacionales se mantienen en primer lugar con 63% de aprobación, seguido por el “empleo” que cae a 45% (51% en marzo). La economía cae a un 36% de aprobación (42% en marzo) logrando el resultado más bajo desde marzo de 2010.

Sin embargo, la caída más fuerte del mes la sufre el área de Salud que disminuye 8 puntos, quedando en 27% de aprobación (35% en marzo). Algo similar ocurre con la evaluación del Ministro Mañalich. Es probable que los hechos ocurridos en la Posta Central expliquen esta disminución.

La “educación” se mantiene en 24% de aprobación, seguido por “Corrupción en organismos del estado” que retrocede a 24%. El “transporte público” se mantiene en 21% de aprobación. En Santiago sube la aprobación del sistema de transporte a un 16%. Cierra la lista el área de “delincuencia” que retrocede a 16% (19% en marzo).

 

Evaluación del Gabinete

En la evaluación de los ministros de gabinete se aprecian resultados dispares. La ministra Carolina Schmidt (Sernam) encabeza la lista con un 75% de aprobación junto con el ministro Golborne (Obras Públicas) también con 75%. Continúa la lista el ministro Cruz-Coke con 71%.

El Ministro Allamand disminuye a 69% su aprobación (73% en marzo). La ministra Matthei (Trabajo) también obtiene un 69% de aprobación, seguida por la ministra Parot (Bienes Nacionales) con 65%.

El ministro Larraín de Hacienda se mantiene estable en 56% de aprobación, lo mismo que el ministro Lavín (Desarrollo Social) con 52%. En cambio, el ministro Longueira (Economía) cae a 50% de aprobación (53% en marzo), seguido por el ministro Chadwick (vocería) con 44%.

El ministro de Salud Jaime Mañalich, muestra una fuerte caída en su nivel de aprobación. Un 43% aprobó su gestión en abril, disminuyendo en 11 puntos respecto a marzo (54%). Esta disminución está en línea con la caída en la aprobación del área de Salud.

Cierran la lista el ministro Hinzpeter que se mantiene estable en 43% de aprobación, mientras que el ministro Larroulet baja a un 42%. Por último Errázuriz (Transportes) cae a un 31% y Beyer (Educación) también cae a un 30%.

Evaluación de Instituciones y Coaliciones Políticas.

En abril aumentó la identificación ciudadana con la “Oposición” a un 38% (era 34% en marzo) en contraste con la identificación con el “Gobierno” que vuelva a disminuir quedando en un modesto 24%. La aprobación de la Coalición por el Cambio retrocede 1 punto quedando en 23%, mientras que la Concertación disminuye a un 19% de aprobación (era 21% en marzo). De estas cifras se desprende claramente que “Oposición” y “Concertación” son términos que encierran significados muy diferentes para la población.

Como era de esperar de la polémica de las asignaciones parlamentarias, ambas Cámaras del Congreso disminuyen fuertemente sus ya  bajos niveles de aprobación. La Cámara de Diputados obtiene un mínimo histórico de 16% de aprobación (21% en marzo), mientras que el Senado disminuye a un 17% su aprobación, 8 puntos menos que en marzo último (25%). Ambos resultados son los más bajo en nuestra serie de mediciones y  no cabe sino leerlos como una voz de alarma.


Ver documento PDF