IPEC DICIEMBRE 2012

Al cerrar el año, la confianza de los consumidores alcanza su mejor registro desde el año 2006. Índice IPEC de diciembre alcanza 58.1 puntos, completando el séptimo mes de optimismo y uno de sus mejores ciclos en una década.

La confianza de los consumidores chilenos, al cerrar 2012, está simplemente volando, en un ciclo que ya se parece a la euforia.  El año cierra su mejor indicador desde el año 2006, y una secuencia que marca uno de los mejores momentos en los últimos diez años. El índice IPEC de diciembre 2012 alcanzó 58.1 puntos subiendo 4.7 puntos respecto a noviembre pasado.  Con este último resultado de 2012, se cumplen 7 meses con el IPEC  por sobre la línea de optimismo (los 50 puntos).

Desde que comenzó a realizarse mensualmente esta serie (2002)  no se había observado un ciclo de optimismo tan extendido como el actual, a pesar del valor puntual de 59,6 que se observó a comienzos del 2006 cuando se iniciaba el gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet.

 Entre los factores que pueden explicar este optimismo, sin duda se debe mencionar las positivas cifras de crecimiento económico, el dinamismo del empleo y las remuneraciones durante los últimos meses, todo esto acompañado con un muy moderado aumento de los precios, que incluso ha sido inferior a las expectativas oficiales. 

Los subcomponentes del IPEC mejoran todos considerablemente, exceptuando la “percepción futura del país” (5 años), que cae de 43 puntos en noviembre a 40.4 en diciembre, en lo que constituye quizás el único factor de preocupación: Ahora estamos bien, parecen decirnos los consumidores, pero subsisten temores respecto al largo plazo.

La “percepción económica personal actual” salta de 45.7 puntos de noviembre a 53.3 puntos en diciembre. Es el mejor resultado obtenido por este subcomponente desde que comenzó la serie mensual de IPEC en 2002 (10 años). Con el actual resultado, este componente se ubica por primera vez sobre la línea de optimismo.

La “percepción de la situación actual del país” también alcanza su máximo histórico. Se ubica en diciembre en los 61.9 puntos, superando levemente el resultado alcanzado en marzo de 2006 cuando se posicionó con 61 puntos.

La evaluación de la “situación futura del país” de corto plazo (a 12 meses) mejora en 4.5 puntos respecto a noviembre. En diciembre se ubicó en 63.6 puntos, siendo su mejor registro desde enero de 2011.

Las evaluaciones sobre la actual “situación para comprar artículos para el hogar” también alcanzan su máximo desde 2002, llegando a los 71.5 puntos en diciembre (el último resultado más alto registrado fue en marzo de 2006 con 71 puntos). Este resultado va en línea con las bajas que han presentado los índices inflacionarios.

Como ha sido la tendencia desde el año 2010 el índice de “percepción económica actual de las empresas” continúa en  alza y en diciembre llega a un nuevo resultado histórico con 78.5 puntos (74.8 en noviembre pasado).

En diciembre el índice de empleo cumple su quinto mes sobre la línea de optimismo con 53.1 puntos en línea con las cifras conocidas de evolución del empleo y remuneraciones. En tanto, las expectativas inflacionarias caen a 52% (54% en noviembre),  redondeando un final de año francamente optimista.

 

En resumen, el segundo semestre de 2012 fue muy favorable para los consumidores quienes cierran su mejor ciclo de optimismo en muchos años. La duda, es cuánto más podrían mejorar estas percepciones o incluso  si es posible mantener  estos positivos niveles. El fantasma de una burbuja de consumo y  de demanda interna  es una posibilidad no descartable.


Ver documento PDF