IPEC MAYO 2013

La confianza de los consumidores comienza a sentir la desaceleración: Disminuye 4 puntos en comparación al mes anterior, llegando a 55.2 puntos, el menor nivel en seis meses.

·         Desde hace un año que la confianza de los consumidores se ubica por encima de la barrera de optimismo (sobre 50 puntos), siendo la racha positiva más extendida del último tiempo. Sin embargo, este mes pareciera que los consumidores comenzaron a percibir los efectos de la anunciada desaceleración económica. El mes anterior se había alcanzado un récord de 59,2 puntos. Los consumidores en mayo se vieron afectados, además, por el alza sostenida de la bencina y del dólar. En dicho escenario, el IPEC de mayo bajó 4 puntos en comparación al mes anterior y llegó a 55.2 puntos.  Todavía en el área de optimismo.

 

·         Todos los sub indicadores del IPEC presentaron bajas en mayo. El sub indicador “percepción personal actual” (46.3) es el que presenta la mayor caída, de 6.9 puntos. Le sigue el sub indicador “percepción país futura, a 12 meses” (59.1) con 5.3, la “percepción país actual” (60.0) con 3.3, la “percepción país futura, a 5 años” (44.0) con 3.0 y finalmente el sub indicador “situación para comprar artículos para el hogar” (66.8) que cae en 1.6 puntos.

 

·         Los efectos de la desaceleración también se reflejan en el sub índice del empleo, que tras bajar 3.8 puntos se posiciona por primera vez en 10 meses por debajo de la barrera de optimismo, con 49.5 puntos.  El consumo, probablemente mostrará pronto los efectos de este nuevo escenario: Baja  la percepción de que es un “buen momento” para comprar artículos para el hogar (-1, 54%), un auto (-2, 41%) o una vivienda (-3, 32%). Sin embargo,  las expectativa inflacionarias  (46%) se mantienen bajas e incluso caen en este mes (-3.0 puntos). El futuro se ve menos auspicioso, y el índice de la “situación futura familiar (12 meses)” también baja, de 65.2 a 62.5 puntos entre abril y mayo.

 

·         En definitiva, y después del “peak” de optimismo observado en abril, en mayo los consumidores comenzaron a enfriar sus percepciones, sin duda en línea con la anunciada desaceleración económica.  Todo señala que el consumo de las personas, hasta ahora motor de la actividad económica, debiera moderarse en los próximos meses.

 


Ver documento PDF