IPEC JUNIO 2013

La confianza de los consumidores nuevamente se deteriora: Baja 2.2 puntos y alcanza el menor nivel en ocho meses, 53.0 puntos. Aún así, se mantiene en el área de optimismo.

La confianza de los consumidores se sitúa por encima de la barrera de optimismo (sobre 50 puntos) por trece meses consecutivos. No obstante, el IPEC de junio, al igual que el de mayo, muestra una clara tendencia de debilitamiento. El mes de junio estuvo poblado de malas noticias:   el Banco Central y el Banco Mundial redujeron las proyecciones de crecimiento del país, el precio del cobre cayó a niveles del 2010 y la bolsa chilena sufrió las peores caídas desde el 2011. Además, el dólar y el precio promedio de la bencina se movieron al alza. Como resultado, la confianza de los consumidores cae 2.2 puntos en junio y alcanza los 53.0 puntos.

 Al igual que el IPEC, sus sub indicadores también bajaron, con excepción de la “percepción personal actual” que subió 0.9 puntos y llegó a los 47.2. La “percepción país actual” (55.6)  es el sub indicador que muestra la mayor caída, 4.4 puntos. Le sigue la “percepción país futura, a 5 años” que baja 3.6 puntos y llega a los 40.4. Finalmente, el sub indicador “percepción país futura, a 12 meses” (57.1) y “situación para comprar artículos para el hogar” (64.8) bajan 2.0 puntos. Estos datos sugieren un deterioro de las expectativas futuras  más que de la situación actual de las personas.

La percepción sobre la situación del empleo también empeora, el sub índice del “empleo” (48.3) baja por cuarto mes consecutivo y se posiciona nuevamente por debajo del umbral de los 50 puntos. Esto es reforzado por el sub-índice “situación económica de las empresas”, que muestra un deterioro y baja de 74.2 a 73.3 puntos.

Un factor que parece estar afectando el ánimo de los consumidores es la expectativa inflacionaria que se mueve al alza, si bien se mantiene muy lejos de lo ocurrido en los brotes inflacionarios de 2008 o 2011, la expectativa inflacionaria sube 5 puntos y llega al 51%.  Las mayores expectativas de inflación afectan las intenciones de compra. La percepción de que es un “buen momento” para comprar “artículos para el hogar” (49%) y un “auto” (36%) caen 5 puntos mientras que una “vivienda” (30%) lo hace en 2 puntos.  A nivel familiar, las expectativas futuras tampoco son alentadoras; el índice de la “situación futura familiar, a 12 meses”  baja, ya por tercer mes consecutivo, de 62.5 a 61.7 puntos entre mayo y junio.

La confianza de los consumidores en junio confirma la tendencia  a la desaceleración, que viene mostrando en los últimos meses.  Las personas parecen estar percibiendo los signos de esta desaceleración, reduciendo sus expectativas, y esperando  una mayor inflación. Todo hace pensar que esta tendencia se mantendrá en los próximos meses, lo que debiera afectar el consumo de las personas.


Ver documento PDF