IPEC OCTUBRE 2013

Se mantiene optimismo de consumidores chilenos. El IPEC de octubre muestra una leve caída de 0.6 puntos en relación al mes anterior; se ubica ahora en 54 puntos, siempre en el área de optimismo.

La leve baja que tiene el IPEC durante octubre, confirma el efecto estacional  de septiembre en la confianza de los consumidores (en septiembre el IPEC aumentó significativamente luego de 4 meses de caídas), e indica que los chilenos, si bien están percibiendo los efectos de la desaceleración económica, mantienen el optimismo.  En Octubre  ocurrieron varios hechos negativos: 1) La agricultura del país y las exportaciones se vieron bastantes afectadas por las inesperadas heladas, y  2) El Fondo Monetario Internacional  bajó las proyecciones de crecimiento del país para el próximo año. Es entonces un signo positivo que, pesar de estos eventos,  la confianza de los consumidores siga posicionándose  por encima del nivel de optimismo (sobre los 50 puntos). Con éste, se completan 17 meses consecutivos en el área de optimismo, el período más extenso de optimismo de la última década.  

Al igual que el IPEC, los  sub indicadores no tuvieron grandes variaciones. El sub indicador que más cae es “Situación para comprar artículos para el hogar”, que tras bajar 2.7 puntos llegó a los 63.6. Le sigue la baja de 1.5 puntos de la “Percepción personal actual” (47.4) y la de 1.2 de la “Percepción país futura a 5 años” (39.6). Estas bajas permiten proyectar una  moderación del consumo  para los próximos meses. En todo caso, a los niveles actuales de este indicador, la baja en el consumo debiera ser moderada.  

 El índice “Percepción situación económica de las empresas” (71.0) y el del “Empleo” (48.2) muestran una leve tendencia a deteriorarse. El primero bajó 1.5 puntos y el segundo solamente 0.9  puntos entre septiembre y octubre.

En octubre, la confianza de los consumidores muestra una levísima baja. Sin embargo, pareciera ser que la confianza de los consumidores continúa siendo más positiva, hasta la fecha, que las proyecciones que se hacen del futuro económico del país.  Más aún, el período electoral que atravesamos pareciera no haber afectado en lo más mínimo unas percepciones definitivamente optimistas.

 


Ver documento PDF