Evaluación de Gobierno Noviembre 2013

Presidente Piñera obtiene su mejor evaluación desde diciembre de 2010. Un 43% aprueba su gestión

Puntos salientes noviembre 2013: Presidente Piñera obtiene su mejor evaluación desde diciembre de 2010. Un 43% aprueba su gestión.

 

·         La aprobación del presidente Piñera sube 3 puntos, llegando al 43%. Este es su mejor resultado, en esta serie, desde diciembre de 2010.

·         Los atributos personales evaluados del presidente Piñera mejoran en este mes. Se destacan “Cuenta con autoridad” (60%) que sube 6 puntos y “Le genera confianza” (49%) que lo hace en 5 puntos.  

·         “Relaciones internacionales” (71%), el “Empleo” (60%) y la “Economía” (52%)  siguen siendo las áreas de gestión mejor evaluadas. De hecho, la aprobación del empleo alcanza este mes su mejor nivel en lo que va del gobierno del presidente Piñera.  Por otro lado, la áreas críticas del gobierno siguen siendo “Educación” (23%) y  “Delincuencia” (11%) área que incluso retrocede este mes  3 puntos en su evaluación.

·         La mayoría de los ministros presentan variaciones positivas en sus niveles de aprobación.  En paralelo con sus áreas de responsabilidad, el ministro Moreno (83%) es el mejor evaluado y la ministra Schmidt, a cargo de Educación, la peor (35%).

·         La aprobación de la coalición “Nueva Mayoría” sube 2 puntos y llega al 32%, superando significativamente a la “Concertación” (21%) y a la “Alianza” (26%) que, sin embargo, sube 6 puntos.  La aprobación de la Cámara de Diputados se mantiene en un débil 16%; el Senado sube 2 puntos y llega al 20%, sin embargo, ambas cámaras bordean niveles de desaprobación de 70%.

·         Los debates y las franjas presidenciales fueron vistos o escuchados por aproximadamente el 70% de los encuestados. Los debates resultaron mejor evaluados que las franjas publicitarias y parecen haber tenido más influencia en el voto.

 

Comentario al resultado de noviembre 2013

 

Durante noviembre, mes de elecciones presidenciales, parlamentarias y de Cores, la aprobación del Presidente Piñera volvió a subir; esta vez  en 3 puntos, y alcanza el 43%. Se completan 3 meses consecutivos de alza (en agosto el resultado era 36% de aprobación), configurándose así una tendencia.  Este nivel de aprobación es el más alto desde diciembre de 2010, período anterior a que comenzara el movimiento estudiantil, y sólo 2 meses después del rescate de los mineros ocurrido en octubre de 2010.

En noviembre, aparte de las elecciones, se dieron a conocer hechos que pudieron haber afectado positivamente la aprobación del presidente: Luego de semanas de paralización los funcionarios municipales retomaron sus labores tras llegar a acuerdo con el gobierno, la OCDE proyectó que Chile será el país del bloque que más crecerá en los próximos dos años y el desempleo sigue por debajo del 6%.  Es difícil determinar el peso que estos hechos puntuales  hayan tenido en el positivo resultado de noviembre, pero las cifras sugieren más bien un ciclo positivo para el gobierno,  asociado al período de cierre, que probablemente genera en la población una visión más global del desempeño del gobierno.  Fenómenos similares de alzas en aprobación en el período de cierre se observó en los meses finales de los gobiernos de los ex presidentes Lagos y Bachelet. Sumando y restando, la evaluación del presidente Piñera muestra un nivel de aprobación que no tenía hace  3 años. La tasa de desaprobación por primera vez también, en este lapso, cae por debajo del 50%.

 

Áreas de Gestión.

 

“Relaciones internacionales” (71%, + 3 puntos), “Empleo” (60%, + 2 puntos) y  “Economía” (52%)  siguen siendo las áreas de gestión mejor evaluadas. De hecho, la aprobación del empleo alcanzó su mejor nivel en lo que va del gobierno del presidente Piñera.  De esta forma, toma cada vez más fuerza que el legado del presidente Piñera y su gobierno está en dichas áreas. Por otro lado, “Educación” (23%) y “Delincuencia” (11%, - 3 puntos) no logran mejorar sus niveles de aprobación y se mantienen entre las áreas peor evaluadas.

 

Las áreas que mostraron los mayores aumentos son “Corrupción en organismos del Estado” (28%, + 6 puntos) y “La salud” (26%, + 5 puntos). Durante el mes hubo dos hechos asociados a estas áreas: La destitución del jefe nacional de la OS-7 por presuntas irregularidades en el control del tráfico de drogas, y en el área de Salud tuvo lugar la inauguración del hospital de La Florida.

 

 Evaluación del Gabinete.

 

En general, se observa un paralelo entre la evaluación que hace la población de las áreas de gestión del gobierno y los respectivos ministros responsables. El ministro Moreno (83%, + 4 puntos) es el mejor evaluado, mientras  la ministra Schmidt (35%, - 4 puntos) resulta ser la peor evaluada. Se destaca el alza de 7 puntos en la aprobación del ministro Jaime Mañalich (44%), en paralelo con su área de responsabilidad. Excepción a esta tendencia es el Ministro del Interior, Chadwick  (53%),  quien sube 5 puntos en este mes, a pesar que el tema de “Delincuencia” retrocediera en la evaluación ciudadana.    

 

Evaluación de Instituciones y Coaliciones Políticas.

 

 En un mes marcado por elecciones presidenciales y parlamentarias, las coaliciones políticas siguen con bajísimos niveles de respaldo y altos niveles de rechazo. La “Nueva Mayoría” tiene una aprobación de 32% y una desaprobación del 53%. Le sigue la “Alianza” con una aprobación de 26% y rechazo del 57%. Finalmente, la Concertación mantiene su aprobación en 21% y su desaprobación en 64%. El Congreso, tampoco se salva: La Cámara de Diputados mantiene un 16% de aprobación (con 72% de desaprobación) y el Senado logra un 20% de aprobación (con 68% de desaprobación).  

 

Debates y franjas presidenciales.

 

El 69% de los encuestados afirma que vio o escuchó algunos de los debates presidenciales, mientras que el 65% vio o escuchó algunas de las franjas electorales.  El 41% de quienes vieron o escucharon algunos de los debates,  señaló que la utilidad de ellos fue muy buena o buena. Este resultado para los debates fue superior al de las franjas.  Entre quienes vieron o escucharon algunas de las franjas,  un 37% evaluó positivamente su utilidad.    Un 11% de quienes vieron los debates declara que éstos influyeron en su decisión de voto. La cifra para las franjas fue significativamente inferior: Sólo un 5% afirma que las franjas influyeron en su decisión de voto.  Estos datos parecen demostrar la importancia que  los ciudadanos asignan a los debates y el impacto que éstos tienen en la decisión de voto. Una nota de optimismo, sin duda,  para nuestro criticado proceso democrático.


Ver documento PDF