IPEC NOVIEMBRE 2013

Contra todos los pronósticos, los consumidores continúan optimistas. El IPEC en noviembre aumentó 1.9 puntos y alcanzó 55.9. Así, el IPEC se ubica por 18 meses consecutivos en el área de optimismo, una racha nunca observada desde 2002.

Durante noviembre ocurrieron hechos que probablemente afectaron en forma mixta la confianza de los consumidores: Por una parte, subió el dólar, subió el precio de la bencina y el pasaje del transporte público. Sin embargo, también se mantuvo la baja tasa de desempleo (que lleva 4 meses por debajo del 6%)  y la OCDE presagió que Chile será el país del bloque que más crecerá en los próximos dos años. Además de lo anterior, posiblemente la proximidad de la Navidad, está mejorando el ánimo de los consumidores, que aparecen inmunes a los temores e incertidumbres comúnmente asociados a los períodos electorales. Sumando y restando, el IPEC de noviembre sube 1.9 puntos y llega a los 55.9, muy por encima del nivel de optimismo.  

El sub indicador “Percepción país futura a 12 meses” (60.2) es el único que presenta una  leve caída, de 0.8 puntos. El resto de los sub indicadores  presentan variaciones positivas. La visión de largo plazo medida en “Percepción país futura a 5 años” (43.2) tuvo un alza de 3.6 puntos,  así como también mejora la  “Percepción personal actual” (sube  2.6 puntos). 

El IPEC de noviembre muestra una excelente percepción de las personas respecto a la situación del empleo y resultados de las empresas.  El índice de situación de las empresas tuvo un aumento de 1.2 puntos y el del empleo una importante alza  de 5 puntos.

Consistente con lo anterior, el ánimo de compras parece alto, y nos lleva a prever una mantención de los niveles de consumo de los hogares.   El alza en la percepción de que es un “buen momento” para comprar “Artículos para el hogar” (54%)  es de 5 puntos,  un “Auto” (44%) sube 4 puntos y que sería un buen momento para comprar una “Vivienda” (34%) sube también 4 puntos.   

 

En resumen, la confianza de los consumidores sigue con una tendencia optimista  que, por su extensión, no habíamos observado en más de 10 años.  Los consumidores chilenos parecen estar ignorando las sucesivas rebajas que se hacen a las perspectivas económicas del país, o cualquier incertidumbre de tipo político. Las perspectivas de ventas navideñas del comercio, con estos datos,  debieran ser bastante halagüeñas.


Ver documento PDF