IPEC ENERO 2014

Al comenzar el 2014 la confianza de los consumidores baja, pero se mantiene en el área de optimismo (sobre 50 puntos). En enero el IPEC llegó a los 54.6 puntos.

El 2014 comenzó con noticias poco auspiciosas para los consumidores. El dólar subió a niveles que no registraba desde el 2010, y el precio promedio de la bencina aumentó. En el mes, la Bolsa chilena cayó a su menor nivel en más de cuatro años e importantes puertos del país estuvieron en paro por más de 20 días. A pesar de lo anterior, hay noticias que al parecer amortiguaron los efectos negativos de los hechos mencionados. Durante el mes, se supo que en el 2013 el mercado inmobiliario anotó récord de venta, y que las ventas del comercio crecieron un 9,3%. En dicho contexto, el IPEC bajó en 2 puntos, pero se mantiene ya por 20 meses consecutivos, en el área de optimismo.

Consistente con la baja del IPEC, todos sus sub-indicadores muestran bajas. Las perspectivas actuales y de corto plazo (1 año) son bastante mejores que las de largo plazo (5 años), pero es la “Percepción país actual” (59.3 puntos) la que muestra la mayor caída, en 3 puntos. Le sigue “Percepción país futura a 5 años” (39.3) con una caída de 2.2 puntos y “Percepción país futura a 1 año” (59.7 puntos) con una de 2.1. Es decir, se aprecia un significativo enfriamiento de las expectativas de corto y mediano plazo.

El IPEC de enero muestra también deterioro en las percepciones de otras áreas. El índice sobre los resultados de las empresas bajó 1.1 puntos en relación al mes anterior, pero se mantiene en un muy buen nivel (73.6 puntos). La misma cantidad de puntos descendió el índice de la “Percepción situación futura familiar” hasta llegar a los 65.8 puntos, todavía también en un buen nivel. Algo distinta es la situación con el índice de percepción del empleo que está en un nivel muy inferior, pero al borde del área de optimismo: bajó 1.3 puntos y llegó a los 49.2. Claramente el mercado del trabajo pareciera estar desacelerándose respecto al optimismo de meses recientes.

 

 En conclusión, la confianza de los consumidores chilenos continúa con una racha de optimismo que ya lleva 20 meses consecutivos. Sin embargo, pareciera ser que las señales de enfriamiento de la economía comienzan a ser percibidas por los consumidores. Por el momento, el clima continúa siendo optimista.


Ver documento PDF