IPEC FEBRERO 2014

Las expectativas de los consumidores se deterioran levemente en febrero, alcanzando el IPEC 54.3 puntos (en enero era 54.6). Se mantiene todavía en el área de optimismo (sobre 50 puntos).

Desde 1981 GfK Adimark mide la evolución de las percepciones y expectativas de los consumidores chilenos. Así, el Índice cubre ya un período de 33 años; originalmente, se publicó en forma trimestral y a partir de 2002 en forma mensual.

El IPEC se calcula mediante la aplicación de un cuestionario estructurado a una muestra aproximada de 1.100 personas, mayores de 18 años, residentes en las principales ciudades de Chile. Los participantes del estudio son seleccionados aleatoriamente y las entrevistas se realizan telefónicamente. Durante el mes de febrero de 2014, la muestra efectiva fue de 1.109 personas.

Durante febrero, se conocieron noticias positivas y negativas para los consumidores. Por una parte, el dólar y los combustibles continuaron la tendencia al alza,  la Bolsa de Santiago tuvo su peor inicio desde el 2008 y el Banco Central bajó la Tasa de Política Monetaria, dando una clara señal de que una desaceleración está en marcha. Sin embargo, también se supo que durante febrero se batieron todos los récords en materia de turismo y vacaciones, las ventas del comercio siguen con un positivo balance y la desocupación bajó a un 5,7%. Sumando y restando, constatamos que, los consumidores siguen optimistas ya por 21 meses consecutivos, a pesar de la baja de 0.3 puntos que tuvo el IPEC durante febrero.

 Los sub-indicadores que más bajan en febrero fueron “Situación para comprar artículos para el hogar” (63.6) y “Percepción país futura a 5 años” (37.8), que bajan en 2.4 y 1.5 puntos respectivamente. El otro sub-indicador que baja es “Percepción personal actual” (48.6), en 0.4 puntos.

En febrero también hubo bajas en otros indicadores. El índice sobre los resultados de las empresas bajó nuevamente, esta vez en 4.3 puntos llegando a los 69.3, pero se mantiene todavía en un muy buen nivel. La percepción del empleo también volvió a bajar hasta llegar a los 47.6 puntos, a pesar de las optimistas cifras oficiales cercanas al pleno empleo. Las expectativas inflacionarias, por su parte, subieron 4 puntos y acumulan un alza de 8 puntos desde noviembre de 2013.

En conclusión, si bien los consumidores mantienen la ya prolongada racha de optimismo, la tendencia es claramente a la moderación, predominando una visión positiva respecto al desempeño futuro de la economía. Nuestra visión es que, en la medida que el proceso de desaceleración de la economía continúe, las expectativas seguirán deteriorándose y también el consumo y las ventas del comercio.  Esto es lo que  ha venido ocurriendo hasta la fecha, aunque a un ritmo mucho más lento de lo esperado.


Ver documento PDF