IPEC MARZO 2014

Las expectativas de los consumidores se deterioran por tercer mes consecutivo, acumulando una caída de 3.2 puntos desde diciembre pasado. El IPEC llega en marzo a 53.4 puntos, todavía en el área de optimismo (sobre 50 puntos)

El primer trimestre presentó, en general, noticias preocupantes para los consumidores. Durante enero la economía creció a su menor ritmo desde 2010 (1,4%) y en febrero el IPC subió 0,5%.  El Banco Central a mediados de marzo volvió a bajar la Tasa de Política Monetaria a un 4%, dando señales de desaceleración.  Y aunque a fines del mes el dólar y la bencina tuvieron  bajas, siguen en niveles altos en comparación con meses atrás. El Banco Central, por su parte, bajó las proyecciones de crecimiento del país para este año.  Sin embargo, en la línea positiva,  durante el mes el Congreso aprobó el bono marzo y se comenzó a dar fin a la Larga Distancia Nacional. También, a través de la Superintendencia de Valores y Seguros, se supo que en 2013 las empresas subieron un 7% sus utilidades por mejores ventas y la recuperación de mercados, lo que debiera dar tranquilidad en el frente del empleo. En este movido y complejo contexto, el IPEC baja por tercer mes consecutivo llegando a los 53.4 puntos, pero se mantiene todavía en el área de optimismo.  Es decir, se confirma ya como tendencia el enfriamiento de las expectativas, si bien el proceso está resultando sorprendentemente lento, predominando aún un clima general de optimismo para los consumidores.

Los sub-indicadores que muestran las mayores caídas se relacionan con las perspectivas a corto plazo, y las intenciones de compra. El sub-indicador “Situación para comprar artículos para el hogar” bajó 2.8 puntos, y también se deteriora el  porcentaje de encuestados que señala que es un buen momento para comprar artículos para el hogar (45%),  automóviles (33%) y vivienda (29%). La “Percepción de situación personal actual” bajó 1.7 puntos.  Es decir, los consumidores parecen hoy menos dispuestos a comprar, lo que significa para el futuro próximo un debilitamiento del consumo y baja de ventas en el comercio, todo en una tendencia moderada.

El índice del empleo sigue a la baja, ya por 4 meses consecutivos por lo que también se puede hablar de tendencia. El índice bajó en marzo 0.7 puntos y llegó a los 46.9. Las expectativas inflacionarias, por su lado, se mantuvieron en un 51%, pero desde noviembre de 2013 han aumentado 8 puntos. El índice sobre los resultados de las empresas, en cambio, mostró en marzo un aumento de 1.8 puntos y llegó a los 71.1, ampliamente positivo.

 

En conclusión, la confianza de los consumidores se mantiene, ya por 22 meses consecutivos, por sobre el límite de optimismo, pero se aprecia una suave pero sostenida tendencia al deterioro.


Ver documento PDF