IPEC ABRIL 2014

La confianza de los consumidores completa en abril su cuarta baja consecutiva, acumulando una caída de 4 puntos desde diciembre pasado. Sin embargo, el indicador se mantiene en el área de optimismo con 52.6 puntos.

En el plano económico, abril se caracterizó por el debate que generó la reforma tributaria actualmente en discusión en el Congreso. Durante el mes, diversos grupos gremiales y economistas dieron a conocer sus puntos de vista frente a la reforma y las eventuales repercusiones que ésta tendría, dando origen a una fuerte discusión en que el gobierno y los partidos también han participado. Se conoció el IMACEC de febrero, que fue de un 2,9% y el IPC subió un sorpresivo 0,8% en marzo, superando todas las expectativas. El Banco Central, por su parte, redujo nuevamente la tasa de crecimiento  esperado del país para este año de un 3,7% a un 3,4%, y mantuvo la Tasa de Política Monetaria en un 4% sin descartar posibles bajas a futuro. Desde un punto de vista más optimista, se supo en el mes que el IPSA ha rentado 5,3% en lo que va del 2014. Es en este contexto que el IPEC bajó por cuarto mes consecutivo y se ubicó en 52.6 puntos, permaneciendo en el área de optimismo, esto es sobre los 50 puntos. El optimismo de los consumidores chilenos aparece así extraordinariamente resiliente frente a la desaceleración (que por ahora ha afectado principalmente a la inversión), y al áspero y a veces destemplado diálogo público respecto a las reformas.

Una de las preocupaciones principales de los consumidores pareciera ser la inflación. Un 57% espera alzas de precios en el futuro, la peor expectativa inflacionaria desde fines del 2012.

Nuevamente los sub-indicadores del IPEC que más bajan son los que se relacionan con las perspectivas a corto y mediano plazo. El sub-indicador “Percepción país actual” bajó 3.6 puntos hasta llegar a los 56.8, y el sub-indicador “Percepción país futura a 12 meses” tuvo una baja de 2.3 puntos hasta llegar a los 59.7. El sub-indicador “Situación para comprar artículos para el hogar”, si bien subió marginalmente,  se mantiene por debajo de los niveles que presentaba a fines de 2013. Caídas importantes muestran los indicadores que se refieren a que sería éste un buen momento para comprar autos, artículos para el hogar o una vivienda.

El índice  de percepción sobre resultados de las empresas, baja 3.6 puntos en abril y llega a los 67.5, manteniéndose todavía en un muy buen nivel. El índice del empleo presentó en el mes un alza luego de 4 meses consecutivos a la baja, subió 1.8 puntos hasta llegar a los 48.7.

 

En conclusión, la confianza de los consumidores sigue reflejando el contexto de desaceleración económica que está viviendo el país y las proyecciones menos optimistas que se hacen a futuro. Sin embargo, la confianza de los consumidores chilenos, y por tanto el nivel de consumo, ha disminuido a un ritmo mucho más lento de lo esperado, resistiendo tanto las proyecciones de desaceleración como al enrarecimiento de la discusión política.


Ver documento PDF