Evaluación de Gobierno Julio 2014

La aprobación de la presidenta Bachelet baja 4 puntos y llega al 54%, misma cifra con que la presidenta comenzó este su segundo mandato. La desaprobación, en tanto, llegó al 36% y ha subido 16 puntos desde marzo pasado.

Antecedentes

 Con la medición correspondiente a julio de 2014, se completan 5 meses de la presidenta Michelle Bachelet a cargo del gobierno. La serie mensual de encuestas GfK Adimark de Evaluación de Gobierno se inicia en marzo de 2006, justo al comenzar el primer gobierno de la actual presidenta, hace ya más de 8 años.

 La medición de julio comenzó el día 10 del mes, es decir, después de que gobierno y  oposición, en la Comisión de Hacienda del Senado, llegaran a un acuerdo por la reforma tributaria. El trabajo de terreno se prolongó hasta el día 2 de agosto.

     La aprobación de la presidenta Michelle Bachelet llega al 54%, con una baja de 4 puntos, para volver a la evaluación que se observaba al comenzar su gobierno en marzo de este año (ver lámina 11). Su actual nivel de aprobación es 11 puntos más alta que la que tenía en idéntico período de su primer mandato (julio 2006: 43% - ver lámina 12).

·         La aprobación del gobierno disminuye significativamente 9 puntos (ahora llega a 48% de aprobación) y quedó muy por debajo de la aprobación obtenida por la Presidenta (ver lámina 17). El gobierno, en julio, alcanzó su peor evaluación en los 5 meses de la actual administración (ver lámina 16).

·         Todos los atributos presidenciales bajan, pero se mantienen  en un nivel positivo. Los atributos que más se deterioran son “Es respetada por los chilenos”, “Cuenta con autoridad” y “Es activa y enérgica”, los que descienden 5 puntos su evaluación positiva (ver lámina 20).

·         La evaluación de las áreas de gestión no presentó, en general, grandes variaciones en relación al mes de junio (ver lámina 23). “Transporte público” y “Transantiago” mostraron señales de recuperación luego que el mes pasado bajaron significativamente su aprobación, cuestión que asociamos al alza en el precio del pasaje (ver lámina 30 y 32).

·         Al igual que el mes pasado, 14 son los ministros que alcanzan al menos un 40% de conocimiento. A 5 meses de gobierno, 9 ministros aún no logran superar la barrera, arbitraria por cierto, del conocimiento (ver lámina 35).

·         En la evaluación de los ministros, Jorge Burgos, Álvaro Elizalde, Alberto Undurraga y Paulina Saball, aumentaron su aprobación en forma significativa respecto al mes anterior (ver láminas 40, 41, 44 y 48). El canciller se mantiene como el ministro mejor evaluado (ver lámina 37) y el ministro de Educación presenta una tendencia consistente al deterioro de su evaluación. En julio, el ministro Eyzaguirre, por primera vez presenta un nivel de desaprobación mayor a su aprobación (ver lámina 51).

·         La identificación con el gobierno se mantuvo en 55%, mientras que la identificación con la oposición subió 2 puntos hasta llegar al 23% (ver lámina 54). La evaluación de las coaliciones políticas también se mantuvo bien estable en relación al mes pasado (ver lámina 56 y 57), no así la evaluación del Congreso. La aprobación del Senado y de la Cámara de Diputados descendió en 5 puntos, alcanzando un 34% y 29% respectivamente (ver lámina 59 y 60).

·         Luego del acuerdo por la reforma tributaria, el respaldo  a esta reforma  subió 5 puntos en julio y quedó en 50% (ver lámina 63). La reforma educacional, por su lado, tuvo una leve alza de 3 puntos en su respaldo y se posicionó en 52% (ver lámina 64). Sin embargo, se observa un deterioro en la factibilidad asignada a estas reformas (ver lámina 65 y 66), especialmente a la educacional. En julio, sólo un 34% cree ahora que el gobierno será capaz de llevar  adelante una reforma que asegure gratuidad y fin al lucro (era 44% en mayo).

 Comentario al resultado de julio 2014

 El mundial de fútbol finalizó y la discusión en torno a las principales reformas del gobierno  ha vuelto a copar la agenda noticiosa. Antes de que empezara el terreno de esta medición,  gobierno y oposición llegaron a un acuerdo, en el Senado, con respecto a la reforma tributaria.  Por su parte,  el debate por la reforma educacional sigue bastante agitado; durante julio, apoderados marcharon, colegios siguen en toma y la Confech pareciera escéptica frente a las propuestas del gobierno, que decidió nombrar a un Coordinador especial.

 En otros ámbitos, el Estado de Chile objetó la competencia del Tribunal de La Haya ante la demanda que presentó Bolivia, la economía del país sigue mostrando indicios de desaceleración y en La Araucanía sigue el conflicto con el pueblo mapuche, a lo que se sumó una seguidilla de artefactos explosivos que se han puesto en lugares públicos. En el área de la salud, las consultas respiratorias llegaron a su nivel más alto en cuatro años mientras el Hospital Salvador completó más de 20 días en paro.

 En este complejo contexto del mes de julio, la aprobación de la presidenta Bachelet disminuyó hasta llegar al 54%. La evaluación del gobierno, no obstante, se vio más afectada, cayó 9 puntos y marcó 48%.

Áreas de gestión

 En general la evaluación de las áreas de gestión no presentaron variaciones importantes en comparación al mes de junio. El área del “Transporte  Público” y del “Transantiago” mostraron, sin embargo, señales de recuperación luego que el mes pasado bajaran su aprobación significativamente (en junio subió la tarifa del transporte público). El Transporte Público y Transantiago tuvieron alzas en aprobación de 9 y 11 puntos respectivamente, significando que el alza de tarifas tuvo un efecto negativo breve.

 “Relaciones Internacionales” sigue siendo el área mejor evaluada con un 76% de aprobación. Durante el mes de julio se supo que el Estado objetó la competencia del Tribunal de La Haya ante la demanda de Bolivia. La aprobación de Relaciones Internacionales ha mostrado un aumento sostenido (ver lámina 24), lo que consistente con la buena evaluación del canciller Heraldo Muñoz (ver lámina 38).

 Las áreas de “Economía” y “Empleo” se mantienen  también entre las áreas mejor evaluadas, ambas con 50% de aprobación. No obstante, los niveles de desaprobación de dichas áreas han aumentado, lo que probablemente se explica por la desaceleración económica que está viviendo el país (ver lámina 25 y 26). Este mes el Banco Central bajó la expectativa del PIB a un 2,9% y la tasa de la política monetaria a un 3,75%, mientras que casi finalizando el terreno de esta medición se supo que la tasa de desempleo subió a un 6,5%.

 “Delincuencia” sigue siendo el área de gestión peor evaluada con un 21% de aprobación. Al igual que “Educación y “Salud”, otras áreas también pobremente evaluadas, la desaprobación del área de delincuencia viene en aumento (ver láminas 28, 29 y 33). Es probable que el conflicto en La Araucanía y las “bombas” en la Región metropolitana estén influyendo en las negativas percepciones sobre el área de delincuencia.

 Ministros

 Nueve de los veintitrés ministros tienen un conocimiento aún por debajo del 40%. De hecho, varios de ellos son conocidos por alrededor del 20% de los encuestados o aún  menos.

 Catorce fueron los ministros evaluados (quienes tienen al menos un 40% de conocimiento), exactamente los mismos del mes pasado. Los datos muestran que en general no hubo mucha variación en la evaluación de ellos, pero se destaca el alza en la aprobación de Jorge Burgos, Álvaro Elizalde, Alberto Undurraga y Paulina Saball (quien fue interpelada el mes pasado).

 El ministro Heraldo Muñoz sigue liderando el listado de los mejor evaluados, tiene un 83% de aprobación. Le sigue, al igual que el mes pasado, la ministra Claudia Pascual con un 78% de aprobación. Entre los peores evaluados, por el contrario, están los ministros de las carteras más complejas, educación y salud. La ministra Helia Molina ha tenido que enfrentar los colapsos de algunos centros hospitalarios por la sobredemanda estacional y las movilizaciones de sus funcionarios e incluso paros, lo que podría explicar el descenso de 9 puntos que ha tenido en su aprobación desde mayo a julio (ver lámina 50). Más notorio es el caso del ministro de educación Nicolás Eyzaguirre, quien desde que comenzó el gobierno ha bajado 20 puntos su aprobación. Es más, durante julio por primera vez, su nivel de desaprobación (50%) superó al de aprobación (44%).

 Evaluación y factibilidad asignada a las principales reformas del gobierno

 Tras el acuerdo entre gobierno y oposición con la reforma tributaria, aumentó en 5 puntos el porcentaje que está de acuerdo con esta reforma (50%). Sin embargo, la viabilidad asignada a su cumplimiento bajó 4 puntos (48%).   

  En cuanto a los efectos de la reforma, los resultados reflejan un cierto grado de polarización en la población. Un 60% cree que la reforma va a afectar negativamente a la clase media y un 49% cree que va a disminuir la oferta de empleo, mientras que un 51% cree que no va a contribuir a disminuir la desigualdad (ver lámina 67 y 68).   

 Respecto a la reforma educacional, sube 3 puntos el porcentaje que está de acuerdo con ella, alcanzando el 52%, aún bajo el 58% que tenía en mayo.  

 El mayor deterioro respecto a las reformas es la percepción de que ellas se lleven efectivamente a cabo.  Por ejemplo, respecto a la reforma educacional, ahora sólo un 34% opina que el gobierno será capaz de llevarla a cabo. Las reformas, tributaria y educacional, si bien logran mantener los niveles de aceptación, aparecen ahora menos factibles para la población, un reflejo del complejo diálogo y negociación que marcó el pasado mes de julio.

 Metodología

 El tipo de estudio es cuantitativo con aplicación de encuestas a teléfonos de red fija y celulares mediante sistema CATI, con doble marco muestral: 1) Personas residentes en hogares conectados a red fija y 2) Personas con acceso a teléfonos celulares. En este mes, las entrevistas se realizaron entre el 10 de julio y el 02 de agosto de 2014 y la muestra efectiva total alcanzó a 1.071 personas. A través de teléfonos de red fija se realizaron 812 entrevistas y en celulares 259. Por zona geográfica, se realizaron 524 entrevistas en Santiago y 547 se obtuvieron en regiones. El error se estima en aproximadamente en +/-3.0% con un 95% de confianza.


Ver documento PDF