IPEC JULIO 2014

La confianza de los consumidores vuelve a bajar y llegó a los 47.5 puntos, manteniéndose en el área de pesimismo por segundo mes consecutivo.

Diversas señales indican que el proceso de desaceleración de la economía chilena continúa, o peor aún, se agudiza. La confianza de los consumidores, medida por el IPEC, muestra en julio un descenso de 1.7 puntos manteniéndose en el área de pesimismo con 47.5 puntos (ver gráficos 1, 2 y 3). Es el peor resultado desde comienzos del 2012.

Los sub-indicadores del IPEC se deterioran todos, sin excepción (ver gráfico 5). El sub-indicador que más cae es “Situación para comprar artículos para el hogar” (cae 3.0 puntos) y “Percepción país futura a 12 meses” (cae 2.3). Estos indicadores muestran una extendida visión negativa (ver gráficos 6 a 10); de hecho, solamente dos de los cinco sub-indicadores tienen un nivel superior a los 50 puntos.

El contexto de desaceleración económica también se refleja en otros indicadores de este estudio. El índice sobre los “Resultados de las empresas” bajó nuevamente hasta llegar a los 54.7 puntos y mantiene uno de los peores resultados de los últimos 4 años (ver gráfico 11). Algo similar ocurre con el índice del “Empleo”, el que también volvió a deteriorarse y llega a un nivel que no observábamos desde el 2009, fecha en que el país recién se recuperaba de la crisis financiera internacional (ver gráfico 12).

Sin duda el sombrío ánimo de los consumidores que reflejan estas cifras, está afectando las perspectivas de compra, especialmente de bienes durables. La proporción de consumidores que piensa que es un “buen momento” para comprar artículos para el hogar y autos sigue a la baja (ver gráfico 15 y 16). Sin embargo, la compra de viviendas marca una excepción. En este caso,  mejora en 4 puntos los que creen que es un buen momento para comprar una vivienda, alza que asociamos a las bajas tasas de interés que es posible obtener hoy para créditos hipotecarios (ver gráfico 17).

 

En conclusión, el IPEC de julio confirma por segundo mes consecutivo la prevalencia de un ánimo pesimista en los consumidores, el que incluso se deteriora respecto al mes anterior. En el pasado, el indicador IPEC ha anticipado bien la evolución de la actividad económica y las ventas del comercio.


Ver documento PDF