IPEC AGOSTO 2014

La confianza de los consumidores se sigue deteriorando, ya por ocho meses consecutivos. Durante agosto descendió 4.4 puntos y llegó los 43.1, el peor resultado en los últimos 3 años.

Continuaron durante agosto las señales que reflejan que la economía del país se está desacelerando. Durante el mes, la Cepal y la CPC redujeron las proyecciones de crecimiento del país a cifras cercanas al 2,5%, las ventas del comercio cayeron según la CNC, mientras el dólar y el precio de la bencina continuaron al alza. Por si fuera poco, las inversiones siguieron bajando y el desempleo aumentó a un 6,5% en doce meses. En dicho contexto la confianza de los consumidores cayó hasta llegar a los 43.1 puntos, su nivel más bajo desde 2011 (ver gráfico 2,3 y 4). 

Todos los sub-indicadores del IPEC se deterioran (ver gráfico 5). Los sub-indicadores que más caen son los relacionados a la situación personal-individual, la “Percepción personal actual” bajó 6.4 puntos y “Situación para comprar artículos para el hogar” 5.9. Cabe indicar, que al igual que el IPEC, sus cinco sub-indicadores vienen hace tiempo a la baja (ver gráficos del 6 al 10). Es más, solamente uno de los cinco sub-indicadores (Percepción situación futura país a 12 meses) tiene hoy un nivel superior a los 50 puntos.

Otros indicadores de este estudio también reflejan el contexto de la desaceleración económica. El índice sobre “Los resultados de la empresas” marcó 47.4 puntos, su nivel más bajo desde mediados de 2009 (ver gráfico 11). Creemos también que la discusión sobre la reforma tributaria algún efecto tiene en dicho indicador. El índice de percepciones respecto a “Empleo” también muestra uno de sus peores niveles del último tiempo, llegó a los 38.1 puntos en agosto y alcanza la cifra más baja desde 2009 (ver gráfico 12).

Las perspectivas de compra de bienes durables también se han visto fuertemente afectadas (ver gráficos del 15 al 17), lo que es consistente con la mencionada baja en las ventas del comercio y con, por ejemplo, la baja en la venta de vehículos nuevos. La proporción de consumidores que señala que es un “buen momento” para comprar “artículos para el hogar” o un “auto”, alcanzó un porcentaje que no observábamos desde 2010.

En conclusión, el IPEC de agosto muestra por tercer mes consecutivo una visión predominantemente  pesimista de los consumidores chilenos  (bajo los 50 puntos).  Tal estado de ánimo sin lugar a dudas está afectando las decisiones de compra y consumo  y por tanto las ventas del comercio e industria. Es de esperar que los actuales resultados hayan tocado fondo y se estabilicen o, idealmente, comiencen a recuperarse. Los acuerdos políticos en torno a la reforma tributaria, junto a la inminente llegada de la primavera, dan alguna esperanza respecto a qué esperar para el mes de septiembre.


Ver documento PDF