IPEC OCTUBRE 2014

Se detiene la caída. La confianza de los consumidores en octubre incluso se recupera levemente, alcanzando 43.1 puntos (era 42.5 en septiembre). Este resultado, hay que señalar, todavía permanece en el área de pesimismo (bajo los 50 puntos).

No variaron demasiado las expectativas económicas del país en el último mes. Durante octubre, las cifras oficiales mostraron bajas en las proyecciones de crecimiento (el FMI la dejó en 2% para el 2014), el Banco Central volvió a bajar la Tasa de Política Monetaria y, por si fuera poco, el precio de la bencina llegó a los $1.000 pesos por litro en algunas zonas del país. Sin embargo, la tasa de desempleo se mantuvo sin grandes variaciones y el dólar mostró su nivel más bajo en los últimos dos meses. En el contexto descrito, y sorpresivamente, la confianza de los consumidores mostró una pequeña alza de 0.6 puntos y se posicionó en  43.1, aun en el área pesimista. Este resultado es importante, porque la confianza se había deteriorado por 9 meses consecutivos, y podríamos estar ante un cambio de tendencia.

Los sub-indicadores del IPEC muestran resultados mixtos: las perspectivas a largo plazo tienden a mejorar, mientras que las de corto plazo se deterioran. El sub-indicador “Percepción país futura a 5 años” y el “Percepción país futura a 12 meses”, tuvieron alzas de 1.4 y 1.2 puntos respectivamente. El sub-indicador “Percepción país actual” y “Percepción personal actual”, por el contrario, bajaron en el orden de 1.9 y 1.2 puntos. Si bien los sub-indicadores se mantienen bajo los niveles de meses atrás, la positiva variación de las perspectivas futuras indica que la confianza del consumidor podría mejorar en los próximos meses. El dato del IPEC de octubre es el primer indicador conocido de actividad económica en el país.

Otros índices del presente informe también muestran algún grado de recuperación. El índice del empleo, subió 1.9 puntos y llegó a los 39.9, todavía, eso sí, está bastante lejos de niveles pasados. La perspectiva inflacionaria, por su lado, descendió 6 puntos. No es extraño entonces que las perspectivas de compra también muestren una leve alza. La proporción de consumidores que indica que es un “buen momento” para comprar un auto o una vivienda mejora 2 puntos, mientras que el “buen momento” para comprar artículos para el hogar sube 4.

 

A pesar que la confianza de los consumidores ha caído por 9 meses consecutivos y que se ha mantenido ya por 5 meses en el área de pesimismo, en octubre mostró una leve recuperación, al igual que los sub-indicadores de expectativas futuras. Lo anterior nos lleva a pensar que las expectativas de los consumidores pueden haber tocado fondo y que estamos ante un cambio de tendencia o al menos ante una estabilización. Esta hipótesis, la comprobaremos en las próximas mediciones. 


Ver documento PDF