Evaluación de Gobierno Marzo 2015

Aprobación de la presidenta cae 8 puntos y llega al 31%; la desaprobación, por su parte, se eleva al 61% (alza de 9 puntos). Es el peor resultado del actual mandato de la presidenta Bachelet.

El mes de marzo estuvo especialmente marcado por catástrofes naturales. A principios de mes el volcán Villarrica hizo erupción, los incendios forestales afectaron a varias regiones del país incluyendo Valparaíso, y por si todo lo anterior fuera poco, finalizando el mes, y el terreno de este estudio, fuertes lluvias cayeron en la zona norte, que produjeron una catástrofe de dimensiones aún inciertas. 

A nivel político, las tormentas han sido no menos dañinas: los casos Caval, Penta y sus ramificaciones a Soquimich han producido fuerte impacto en la opinión pública, como muestra este estudio, afectando no sólo al gobierno, sino también a la oposición, a la clase política en general, y muy particularmente a algo que hasta ahora parecía incombustible: la figura de la Presidenta. 

En marzo, la aprobación de la presidenta llega a su mínimo histórico (31%) y a su máxima desaprobación (61%) (ver gráfico 11 y 14). Algunas preguntas que incluimos este mes de manera especial, y otros datos del presente informe, ratifican que el llamado Caso Caval ha afectado más a la Presidenta que al Gobierno. Desde que se destapa el Caso Caval a inicios de febrero, la aprobación de la Presidenta ha caído 13 puntos, esto en sólo 2 meses. 

Puntos salientes marzo 2015: 

Aprobación Presidencial. La aprobación de la gestión de la Presidenta cae 8 puntos en marzo. El deterioro es significativo en todos los segmentos. La baja más importante, sin embargo, se observa en la clase media, donde su aprobación cae 11 puntos en el mes (ver gráfico 13). 

Aprobación Gobierno. El gobierno obtiene por primera vez en marzo, una evaluación inferior al 30% (29%), a la que llega luego de bajar 7 puntos.  Llama la atención que la caída del Gobierno (7 puntos) es inferior a la caída de la Presidenta (9 puntos) (ver gráfico 17). 

Atributos presidenciales.  Marzo marca un cambio importante en la percepción pública de la presidenta Bachelet: Por primera vez ocurre que hay atributos de su imagen personal que obtienen una evaluación más negativa que positiva. Ellos son: “Le genera confianza”, “Es creíble”, “Es activa y enérgica” y “Cuenta con capacidad para enfrentar situaciones de crisis”. En todos estos casos, ahora más del 50% evalúa negativamente el atributo. Si bien la presidenta obtiene mayoría positiva en algunos otros atributos (respeto, liderazgo y cuenta con capacidad para solucionar los problemas del país), todos sus atributos, sin excepción, empeoraron significativamente en marzo (ver gráfico 19 y 20). 

Áreas de gestión. Todas las áreas de gestión del gobierno empeoraron su evaluación, algunas, como “Cuidado del medio ambiente”, bajaron incluso 13 puntos de aprobación (ver gráfico 22 y 23). A pesar de que se pueden asociar hechos puntuales a algunas áreas específicas, creemos que la baja generalizada se explica en parte importante por la baja global del gobierno y de la Presidenta.   

“Corrupción en organismos del Estado” y “Delincuencia” siguen siendo las áreas peor evaluadas. Ambos temas rompen récord negativo, y obtienen su más baja calificación desde que comenzó el gobierno (ver gráfico 57 y 58). Claramente el tema de corrupción se ha transformado en el punto más débil del gobierno. 

“Relaciones Internacionales”, un área tradicionalmente bien evaluada por la población, baja significativamente su aprobación durante marzo. En un período en que se ha intensificado la acción comunicacional de Bolivia en torno al diferendo en La Haya, y que el gobierno de Perú ha denunciado “espionaje”  por parte de Chile, la evaluación de las “relaciones internacionales” cae 8 puntos (ver gráfico 47).   

La “Energía” es otra área que baja de manera importante su aprobación durante marzo (ver gráfico 52). Debe recordarse que en los últimos meses se han anotado importantes alzas en el coste de la electricidad para los hogares.

Gabinete. A excepción de la ministra Javiera Blanco, titular de la cartera de Trabajo, que sube 3 puntos su aprobación, todos los ministros bajan su aprobación en relación al mes pasado (ver gráfico 26 y 27). En febrero el gabinete tenía un 57% de aprobación promedio, cifra que en marzo desciende a 53%. Esta caída en la evaluación del gabinete (4 puntos en 2 meses), resulta muy inferior a la caída en evaluación de la Presidenta (13 puntos en 2 meses). 

La ministra mejor evaluada del gabinete es ahora Claudia Pascual, con un 75% de aprobación (ver gráfico 60). Le sigue en segundo lugar el Canciller Heraldo Muñoz, que obtiene 6 puntos menos de aprobación que el mes pasado (ver gráfico 61), en línea con la baja del área de “relaciones internacionales”. 

Caídas importantes en evaluación muestran en marzo los ministros Alberto Undurraga y Máximo Pacheco, los dos retroceden 6 puntos (ver gráfico 67 y 71). Ambos ministros han estado involucrados en las tareas de las emergencias recientes. En el caso del Ministro de Energía, el alza en las cuentas de la luz también parece estarle, valga la redundancia, “pasando la cuenta”.  

Otros ministros que empeoran en forma importante su aprobación durante marzo son los ministros Nicolás Eyzaguirre (Educación) y Andrés Gómez-Lobo (Transporte). Ambos ministros, a cargo de áreas especialmente conflictivas, habían mostrado alguna recuperación en sus evaluaciones las últimas mediciones. Esto se revirtió en marzo (ver gráfico 72 y 73). Durante el mes, los profesores anunciaron una serie de movilizaciones a espera del proyecto de carrera docente, y en transporte choferes del Transantiago se fueron a paro. 

La ministra a cargo del trabajo legislativo, Ximena Rincón, disminuyó muy significativamente su aprobación, la que cayó 8 puntos, desde 56% en febrero a 48% en marzo (ver gráfico 70). 

Identificación. La identificación con el gobierno llega a su mínimo durante el segundo mandato de la presidenta: Un 37% dice ahora identificarse con el gobierno de la presidenta Bachelet, una  baja de 8 puntos respecto al mes anterior. Al frente, la identificación con la oposición,  sube 2 puntos  y se sitúa en 27% (ver gráfico 30).

Coaliciones. La Nueva Mayoría también quiebra el límite inferior en evaluación en lo que va del gobierno. En marzo, un 28% aprueba la gestión de la coalición de gobierno, 6 puntos menos en comparación al mes anterior. La aprobación del desempeño de la Alianza opositora, por su parte, también cae al nivel de 16% (ver gráfico 31 a 33). 

Las negativas valoraciones de ambas coaliciones políticas se relacionan sin duda al pésimo resultado que obtienen en marzo ambas cámaras del Congreso Nacional.   Tanto la Cámara de Diputados como el Senado habían mostrado caídas en sus evaluaciones en los últimos meses; sin embargo, en marzo se rompen los mínimos:  El Senado recibe un 75% de desaprobación y la Cámara un 77% (ver gráfico 34 a 36). 

Caso Caval, Caso Penta 

De manera especial, en marzo medimos algunos aspectos de estos asuntos que, sin lugar a dudas, fueron parte de la agenda política del mes. Los resultados muestran el extraordinario impacto que ambos casos han tenido en la opinión pública. Lo primero que llama la atención es el altísimo nivel de conocimiento que las personas declaran tener sobre ellos: Un 94% declaró conocer  sobre el Caso Penta y un 97%  sobre el Caso Caval (ver gráfico 41). Es claro que ambos superan con mucho la idea de que se trataría de temas  “de elite”. 

En relación a la gravedad asignada a estos hechos, el resultado es también sorprendente: Un 86% indicó que el Caso Penta es “muy grave”, mientras que un 75% piensa lo mismo del Caso Caval (ver gráfico 42). No obstante, al preguntarle a los encuestados cuál de los dos casos es más grave, un 58%  responde que “Ambos son igual de graves”; el resto, un 28% opina que el Caso Penta es más grave y un 12% que es más grave el Caso Caval (ver gráfico 43). 

Al analizar el efecto que habría tenido el Caso Caval en la evaluación de algunas autoridades, se concluye que es la figura de la Presidente la que ha resultado más perjudicada: Un 59% dijo que “ha empeorado” la evaluación que tiene de la presidenta, a partir del Caso Caval. Esta cifra es muy superior al 38% que  respondió que este caso había empeorado su evaluación del ministro Peñailillo y  al  33% que afirma haber empeorado su valoración del ministro Elizalde (ver gráfico 44). 

 

En este clima de  indesmentible malestar, no resulta sorprendente que, respecto al Caso Caval, todas las coaliciones políticas aparecen perjudicadas. Un 50% de los encuestados dice que “ha empeorado” su evaluación de la Nueva Mayoría, mientras que un 44%  dice lo mismo respecto a la Alianza opositora (ver gráfico 45). Es claro que el mensaje de la ciudadanía es algo así como que estamos frente a “más de lo mismo”.


Ver documento PDF