IPEC ABRIL 2015

La confianza de los consumidores sigue deteriorándose. Durante abril, el IPEC cae nuevamente para situarse en 38.3 puntos, el nivel más bajo del presente año y el peor registrado desde mediados de 2009

El mes pasado habíamos advertido que la confianza de los consumidores, medida por el IPEC,  venía en baja. Atribuimos este cambio negativo en parte a las catástrofes naturales que golpearon   parte del país en marzo y al complejo clima  político imperante. Todo esto, adicional a la inminente declinación de la actividad que vienen mostrando las cifras de crecimiento, inversión y consumo.    Desgraciadamente durante abril este escenario se ha repetido y aún profundizado. El clima político no ha mejorado (quizás sea lo contrario) y la naturaleza (erupción volcán Calbuco) parece empeñada en continuar golpeándonos. Los datos de actividad de abril aún no se conocen, pero las expectativas de los analistas no son alentadoras. En este escenario, no es extraño que el IPEC se haya deteriorado hasta alcanzar los 38.3 puntos, una caída de 1,4 puntos respecto al mes anterior, pero que es 14 puntos inferior a lo observado hace 12 meses (en abril 2014 el IPEC marcaba 52.6 puntos), y el peor registro desde el 2009 (ver gráficos del 7 al 10).

Los sub indicadores que explican en mayor medida la baja del IPEC, son el deterioro de las percepciones respecto a “Situación país actual”, que bajó 4.3 puntos hasta los 36.6, y  “Expectativa económica del país a 12 meses”, que cayó en 2.7 puntos (ver gráfico 11, 14 y 15). Lo anterior ratifica que el actual nivel de pesimismo obedece en parte a lo que los consumidores están experimentando en la situación presente  y en parte a un factor de expectativas futuras.

Otros indicadores de este estudio, durante abril, se mueven conjuntamente en dirección negativa. Las expectativas respecto a empleo vuelven a caer hasta los 36.5 puntos, situándose en niveles no observados desde la crisis financiera de 2008-2009 (ver gráfico 23). Del mismo modo, el índice de  “Situación de las Empresas”, cae por segundo mes consecutivo y se ubica ahora en el área pesimista (48.6, bajo los 50 puntos – ver gráfico 21).

Las expectativas de inflación de las personas se mantienen relativamente altas (un 55% espera subidas de precios para los próximos meses – ver gráfico 24), aunque se moderan ligeramente respecto al mes anterior.

Considerando todo lo anterior no es sorpresivo que las intenciones de compra (durables, automóviles, vivienda – ver gráficos del 28 al 30)  se mantengan muy bajas, aunque no son demasiado diferentes a lo observado en el mes anterior.

 

En conclusión, el IPEC que ha estado en niveles pesimistas desde fines del año pasado, se ha deteriorado aún más en estos dos últimos meses (marzo-abril). Los esperados brotes verdes de la economía claramente no están aún a la vista, al menos para  los consumidores.


Ver documento PDF