IPEC AGOSTO 2015

En agosto la confianza de los consumidores se situó en 33.9 puntos, ubicándose por 15 meses consecutivos en el área pesimista (bajo 50 puntos).

Agosto estuvo marcado por complicaciones económicas en el mundo. Chile no ha estado exento a ello y se ha visto afectado, particularmente, por la desaceleración económica China. Un ejemplo de ello es que el sector forestal presentó una caída en los envíos de un 9,3% en el primer semestre producto de la menor demanda de China.

Por otro lado, en agosto el precio del cobre ha llegado a su nivel más bajo en 6 años, acercándose al costo de producción promedio de las grandes mineras. Todo ello acompañado de un fuerte aumento en el precio del dólar, superando la barrera de los $700. En materia de inversión y empleo las cifras revelan que los proyectos de inversión privada en Chile a 2019 llegan a su nivel más bajo en los últimos siete años, y el último catastro de proyectos de la Sofofa revela una baja de 10% en la creación de nuevos empleos.  

Por último, durante agosto el Senado aprobó, en general, la idea de legislar el proyecto de Reforma Laboral. Y la Comisión de Productividad de la CPC creó mesas técnicas para mejorar el desempeño de la economía.

En este contexto, la confianza de los consumidores (IPEC) cayó durante agosto a 33.9 puntos, manteniéndose por quince meses consecutivos en el área pesimista. Con esto, el IPEC se acerca a las cifras registradas durante la crisis económica de 2008 (ver gráfico 9 y 10).

Cuatro de los cinco sub-indicadores que componen el IPEC caen en agosto (ver gráfico 11). La caída más significativa fue la “Expectativa económica del país a 12 meses”. Con este resultado, se transforma en el valor más bajo en toda esta sub-serie, iniciada en 2002 (ver gráfico 15). De igual modo, la “Situación país actual” iguala al peor registro (agosto 2008). Por otro lado, la “Situación personal actual” y la “Situación compra artículos para el hogar” muestran una leve caída. El único sub-indicador que registra un aumento respecto a la medición anterior es “Estabilidad país próximos 5 años” (ver gráfico 11).  Por tanto, los datos muestran una negativa percepción hacia las condiciones económicas, pero con un ligero aumento en las expectativas futuras.

Otro indicador como la “Situación económica de las empresas” cae desde un 44.1 puntos en julio a 40.8 en agosto. Con ello, se mantiene por quinto mes consecutivo en el área pesimista (ver gráfico 21). Por otro lado, las expectativas respecto al empleo subieron 0.8 puntos (ver gráfico 23). Mientras que las perspectivas inflacionarias aumentaron 8 puntos (ver gráfico 24).

Por último, la oportunidad para compra de bienes durables tiene resultados dispares. Así, mientras la “Compra de artículos para el hogar”, y “Compra de auto” tuvo una caída (ver gráficos 28 y 30, respectivamente), la “Compra de vivienda” aumentó en 5 puntos, llegando a 24% (ver gráfico 29), lo que es consistente con la intensa actividad inmobiliaria asociada a la expectativa de cambios tributarios.

En conclusión, durante agosto los consumidores mantienen e incluso profundizan el pesimismo que cumple ya un extenso período de 15 meses, acentuado ahora por contexto de desaceleración económica global. Los resultados se asemejan a los obtenidos en el periodo de crisis financiera de 2008-2009. 


Ver documento PDF