IPEC OCTUBRE 2015

La confianza de los consumidores registra, por segundo mes consecutivo, un leve aumento (1,1 puntos), situándose ahora en 35.2 puntos.

Octubre comenzó con el debate sobre el Presupuesto para 2016 presentado por el Gobierno. La economía continúo experimentando las dificultades observadas en meses anteriores, aunque se percibieron algunas sorpresas. Los primeros días del mes el Gobierno recortó proyecciones de crecimientos para 2015 y 2016 a un 2,25% y 2,75%, respectivamente.  El Imacec durante agosto se expandió sólo un 1,1%. Sin embargo, la desocupación registró un sorpresivo descenso en el trimestre junio-agosto y se ubica en 6,5%. Mientras que la inflación durante septiembre fue inferior a la esperada (0,5%). Al cierre de este informe se conoció, además que el Imacec de septiembre marcó un sorpresivo salto de 2,6%. Es decir, un conjunto de señales mixtas, con luces y sombras.  Durante el mes, además, el Banco Central subió la tasa de interés de referencia a 3,25%.

El área inmobiliaria es uno de los mercados que momentáneamente se ha expandido. La venta de departamentos en el Gran Santiago creció un 65% en el tercer trimestre. Sin embargo, la industria prevé casi nula expansión para 2016. Finalmente, hacia fines de mes la Fiscalía Nacional Económica acusó a las papeleras CMPC  y SCA Chile de colusión entre los años 2000 y 2011.

En este escenario  mixto, la confianza de los consumidores (IPEC) presentó en Octubre un leve crecimiento y se ubicó en 35,2 puntos, es decir, 1,1 puntos más que el mes anterior (ver gráfico 7). Con ello se detiene la persistente caída que se venía percibiendo en el indicador desde el comienzo de año, y se confirma la leve alza que ya se había detectado en el mes anterior. Sin embargo, hay que decirlo, la confianza continúa en el área pesimista desde junio de 2014 (diecisiete meses consecutivos).

Tres de los cinco sub-indicadores muestran un ligero aumento (ver gráfico 11). La “Situación compra artículos para el hogar” es la que obtiene el alza más significativa (+6.4 puntos), ubicándose en 48,2 puntos. En segundo lugar se ubica “Situación país actual” con un crecimiento de 2,3 puntos, alcanzado los 35,1 puntos. En tercer lugar se encuentra “Expectativa económica del país a 12 meses” con 39,2 puntos, es decir, 1,8 puntos más que la medición anterior. Por otro lado, la  “Estabilidad país próximos 5 años” cae a 23,2 puntos, estableciéndose como el valor más bajo en toda la serie desde 2002; este dato sugiere incertidumbre de mediano plazo. Por último, la “Situación personal actual” obtiene 30,4 puntos con un descenso de 1,2 unidades.

A nivel de expectativas hacia el futuro, los resultados nuevamente presentan una tendencia mixta. Así, mientras la ya mencionada “Expectativa económica del país a 12 meses” aumenta, la “Expectativa económica del país a 5 años” disminuye y se ubica en 54,5 puntos (ver gráfico 12). Este dato también confirma el escenario de una cierta recuperación de corto plazo con incertidumbre a plazos más largos.

Por otro lado, la percepción sobre la “Situación económica de las empresas” tuvo una disminución respecto a septiembre; es decir, se hizo más negativa. Se ubicó en 42,3 puntos, cayendo en 1,8 puntos. Con ello, el indicador se mantiene por séptimo mes consecutivo en el área pesimista (ver gráfico 21). No se descarta que el anunciado escándalo de la colusión del papel haya influido en este negativo resultado.

Pese al sorpresivo descenso de la desocupación en el en trimestre junio-agosto 2015, las expectativas de empleo evidencian una caída desde 35,1 en septiembre a 32,4 en octubre (ver gráfico 23). Este resultado representa el valor más bajo desde la crisis de 2008-2009, y refuerzan la hipótesis de preocupación al mediano plazo de los consumidores. Las expectativas inflacionarias, por su parte, aumentaron 3% y se ubican en 54%, a un nivel similar a los últimos meses (ver gráfico 24).

Finalmente, los indicadores de intención de compra de bienes durables obtienen positivos resultados, aunque se mantienen en niveles bajos. En tal sentido, la compra para artículos del hogar se ubica en 25% (ver gráfico 28), la compra de vivienda aumenta a 23% (ver gráfico 29) y la compra de auto a 19% (ver gráfico 30).

De esta manera, durante octubre la confianza de los consumidores consigue un leve aumento, pero continúa persistentemente en el área de pesimismo (bajo los 50 puntos). El contexto económico internacional y los ajustes que propone el Gobierno en materia presupuestaria generan un clima que hace difícil pronosticar el futuro. Conocido el sorprendente 2,6%  del Imacec de septiembre, muy sobre las expectativas, habrá que esperar al dato de Noviembre: Una tercera alza consecutiva en la confianza de los consumidores confirmaría un largamente esperado brote verde.


Ver documento PDF