IPEC DICIEMBRE 2015

En diciembre, la confianza de los consumidores registra una leve mejoría, por cuarto mes consecutivo, y ahora se ubica en los 37 puntos, un alza de 0,6 puntos sobre el mes anterior.

Durante el mes de diciembre se conocieron datos económicos más bien negativos: La proyección de crecimiento para el año 2016 fue rebajada tanto por el Banco Central, que fijó un nuevo piso de 2%, como de Cepal que proyectó un crecimiento de 2,1%. Por otra parte, se conoció que la actividad económica creció un 1,5% (dato de octubre). Más favorable, desde el punto de vista de los consumidores, el IPC registró una nula variación durante noviembre. Además, también durante diciembre, el Banco Central aumentó nuevamente la tasa de interés, ubicándola en 3.5%.  

La tasa de desempleo en el trimestre septiembre-noviembre alcanzó un promedio de 6.1%, sorprendiendo a quienes esperaban un alza de este indicador más en línea con la desaceleración general.     

De esta manera, concluye un complejo año tanto en materia económica como política. En este contexto, la Confianza de los Consumidores mejora 0.6 puntos en diciembre y se ubica en 37 puntos (ver gráfico 7). Con ello, se observa un aumento en este indicador por cuarto mes consecutivo. Así si bien los aumentos han sido marginales, podríamos hablar de una tendencia al alza. Pese a ello, la confianza de los consumidores, con 37 puntos, aún  continúa en el área pesimista (bajo 50 puntos), donde se ha mantenido  por 19 meses consecutivos.

Tres de los cinco sub-indicadores del IPEC muestran resultados positivos, mientras que los otros dos sufren variaciones negativas en diciembre (ver gráfico 11). Los sub-indicadores que mejoran señalan a una mejor percepción de la situación presente, tanto personal como del país. Ello son: “Situación personal actual”, con un aumento de 3 puntos, alcanzando 35,3. Luego se encuentra “Situación del país actual” ubicándose en 34.8 (+ 2.4 puntos). En tercer lugar se ubica el incremento de “Expectativa económica del país a 12 meses”, sub-indicador que aumenta 0.6 puntos, alcanzando 41.2 puntos. Por otro lado, los sub-indicadores que disminuyen son: “Estabilidad país próximos 5 años” (- 1.9 puntos) y “Situación compra artículos para el hogar” (-1.2 puntos). 

En general los datos muestran en diciembre un leve aumento en las expectativas respecto a la evolución futura de la economía (ver gráfico 12). La “Expectativa económica del país a 12 meses”, como ya se dijo, aumenta marginalmente en 0.6 puntos, mientras que la “Expectativa económica del país a 5 años” también mejora en un significativo 4.6 unidades, alcanzando los 60.9 puntos.

Sin embargo, los resultados son mixtos, pues se deteriora la percepción sobre la “Situación económica de las empresas”, que presenta una disminución de 2.3 unidades en relación al mes anterior (ver gráfico 21), como también un aspecto asociado a las empresas, las expectativas sobre la situación de empleo, las que también se deterioran en 1.7 puntos, ubicándose en 36.2 puntos (ver gráfico 23). Las expectativas inflacionarias, por su parte no presentaron variación y se mantienen en 52% (ver gráfico 24).  

Con respecto a la intención de compra de bienes durables, estas muestran un ligero deterioro.  Así, quienes señalan que es un buen momento para la “Compra de artículos para el hogar” disminuyen en 4 puntos y se ubican en 27% (ver gráfico 28). Del mismo modo, quienes declaran que es un buen momento para la “Compra de vivienda” disminuyen un punto y se ubican en 22%.   El único indicador que obtiene una leve alza es la compra de un auto, aumentando marginalmente en dos puntos y alcanzando el 20% (ver gráfico 30).

De esta manera, en diciembre la confianza de los consumidores registra una leve alza, ubicándose en 37 puntos. Con esto, es posible afirmar que en los últimos cuatro meses se ha conformado una modesta pero sostenida tendencia al alza en el indicador. Pese a ello, hay que señalar que  se mantiene en el área pesimista, ya por 19 meses consecutivos.  


Ver documento PDF