IPEC FEBRERO 2016

La confianza de los consumidores en febrero presenta una mejoría de 3,3 puntos, recuperándose del deterioro observado durante enero; el Ipec llega a 37,6 puntos. A pesar de esta alza, se completan 21 meses en terreno pesimista.

Durante febrero el Ministerio de Hacienda anunció la necesidad de realizar un reajuste fiscal durante este año, dado el contexto económico, particularmente por las proyecciones del precio del cobre. Adicionalmente, se conoció que durante el 2015 el crecimiento económico fue de un 2%. Mientras que el IPC de enero registró un alza de 0,5%, acumulando un expansión de 4,8% en 12 meses. Por otro lado, la tarifa del Metro en horario punta aumentó en $20, quedando en $740.     

En este contexto, y en forma algo sorpresiva, durante febrero la confianza de los consumidores presenta una mejoría relativo a los bajísimos niveles observados recientemente, muy especialmente en enero recién pasado, donde había alcanzado 34,3 puntos, uno de los momentos más bajos de los últimos años. En febrero, el Ipec aumenta  3,3 unidades y se ubica en 37,6. Con ello, se retoma la moderada alza que se había evidenciado en el último periodo (ver gráfico 7). Pese a ello, el índice se ha mantenido por los últimos 21 meses en el área pesimista (bajo 50 puntos), acercándose  en extensión a la crisis de 2008-2009, período en el cual registramos 29 meses consecutivos de pesimismo (Ver gráfico 7).

Los sub-indicadores  del Ipec muestran todos un leve aumento respecto al mes de enero (ver gráfico 11).  Así, la “Situación país actual” pasa de 32,9 a 35,4 puntos (+2,5 puntos). La “Expectativa económica del país a 12 meses” aumenta en 3.8 unidades y se ubica en 39,5 puntos. Por otro lado, la “Estabilidad país próximos 5 años” es el sub-indicador que registra el mayor alza (+4,7 puntos), posicionándose en 26,2 puntos. La “situación personal actual” se posiciona en 37,8 puntos, es decir, un aumento de 2 unidades respecto a la medición anterior. Por último, la “Situación compra artículos para el hogar” alcanza 49,2 puntos (+3.4 puntos), siendo nuevamente el sub-indicador que mantiene la mejor puntuación. 

En febrero, parecen mejorar tanto las expectativas de corto plazo como de mediano plazo. Como ya se dijo, la “Expectativa económica del país a 12 meses” aumenta 3.8 unidades, ubicándose en 39.5 puntos. Por otro lado, la “Expectativa económica del país a 5 años” pasa de 55,5 a 58,4 puntos (+2,9 unidades).        

La percepción sobre “Situación económica de las empresas” obtiene el mejor resultado desde marzo de 2015 con 49,1 puntos. Por otro lado, la expectativa del nivel de desempleo, que sigue muy deprimida, consigue una leve alza y se ubica en 33,8 unidades. Las expectativas de inflación se mantienen  muy estables, sin variaciones significativas.

Como era de esperar de este animo algo más benévolo de los consumidores, la intención de compra presenta una moderada mejoría. Así, quienes señalan que es un buen momento para la “Compra de artículos para el hogar” aumentan en 4 puntos y se ubican en 29% (ver gráfico 28). Asimismo, un 17% declara que es un buen momento para la “Compra de vivienda”, con una mejora marginal, pero se  mantiene en uno de los niveles más bajos en la serie, sólo comparable a lo observado durante la crisis de 2008. Finalmente, las percepciones de la oportunidad para “Compra de auto” también mejoran, pasando de 16 a 20% (ver gráfico 30).

En resumen, durante febrero la Confianza de los Consumidores consigue una mejora moderada, al menos revirtiendo la caída que se había observado en el mes de enero. Pese a lo anterior, el indicador continúa por ya largos 21 meses consecutivos en el área pesimista. 


Ver documento PDF