Evaluación de Gobierno Junio 2016

La aprobación a la gestión de la Presidenta cae en junio al 22% (-2 puntos), el nivel más bajo de su período y también el mínimo en toda la serie histórica desde su inicio en 2006. La desaprobación, en tanto, se mantiene en un 72%.

Junio comenzó con la polémica ocasionada por la acción judicial presentada por la Presidenta Bachelet en contra de la Revista Qué Pasa. En materia internacional, Chile decidió presentar una demanda contra Bolivia por caso del río Silala. El mes, además, estuvo marcado por la renuncia de Jorge Burgos a la cartera de Interior.  En su reemplazo asumió el también democratacristiano Mario Fernández.  
 
Las manifestaciones estudiantiles continuaron tomándose la agenda en junio. Durante el mes se registraron diversas movilizaciones y tomas de establecimientos educacionales. Los hechos más polémicos fueron la destrucción de una imagen de Cristo en la Iglesia de la Gratitud Nacional (9 junio) y las pérdidas generadas en la toma del Instituto Nacional Barros Arana (INBA).  
 
En otros frentes, a mediados del mes se realizaron primarias legales con una participación de 282 mil personas (5,5% del padrón electoral). Otro de los hechos relevantes fue la orden de prisión preventiva decretada en contra del senador Jaime Orpis. En materia de la reforma constitucional, se cumplió el plazo para realizar los encuentros locales y las consultas individuales. Finalmente, continúa el complejo contexto económico de desaceleración que ha enfrentado el país.  
En este contexto, la aprobación a la gestión de la Presidenta en junio alcanzó un inédito 22%. Este es el valor más bajo en toda la serie, iniciada en 2006. La desaprobación, en tanto, se mantiene en 72%. Respecto a las movilizaciones estudiantiles, los datos son sorprendentes: Hoy un 63% declara estar de acuerdo con las demandas estudiantiles, una sólida mayoría, podríamos decir, pero sin duda inferior al 76% obtenido en esta misma serie en agosto del 2011. Por otro lado, hoy sólo un 21% aprueba la forma como los estudiantes han llevado a cabo sus manifestaciones, cifra muy inferior al 52% que los aprobaba en agosto del 2011.
 
Puntos salientes medición de junio 2016:

Evaluación gestión Presidenta. En junio, la aprobación a la presidenta retrocedió por segundo mes consecutivo y llegó a un inédito 22%. El valor más bajo en la serie iniciada en 2006. Las disminuciones más relevantes se producen en las mujeres (-5 puntos) y entre los habitantes de Santiago (-9 puntos). En términos de posición ideológica, la aprobación disminuye fuertemente entre quienes se identifican con el centro (-12 puntos). Con este resultado, la Presidenta cumple largos 14 meses con aprobación inferior al 30%. Cabe destacar que entre las personas que se identifican con la Izquierda, su grupo de apoyo tradicionalmente más fuerte, un 41% aprueba su gestión pero un 57% la desaprueba.
Atributos presidenciales. Durante junio, los atributos considerados en nuestra medición se mantuvieron estables, con alzas y bajas en relación al mes anterior (ver gráfico 20). Las alzas más relevantes son “Cuenta con liderazgo” 40% (+5 puntos). Asimismo, “Cuenta con capacidad para solucionar los problemas del país” y “Es activa y enérgica” aumentan en 4 puntos, llegando a 44% y 39%, respectivamente. Por otro lado, se produce una caída relevante en “Es respetada por los chilenos” (-5 puntos),  atributo que llega a 37%. En último lugar se encuentra nuevamente “Le genera confianza” con un 36%. 
Áreas de gestión. En junio, parte de las áreas de gestión consiguieron leves aumentos en su evaluación positiva. Entre las áreas que crecen se destacan “Energía” y “Cuidado del medio ambiente”, ambas con aumentos de 4 puntos y llegando al 34%. Esta última área consigue un aumento en su evaluación positiva tras el conflicto ambiental producido con los pescadores en Chiloé en meses anteriores. “El tema Mapuche” se mantiene entre los peor evaluados, pero crece en 4 puntos, llegando al 18%. Otra de los aumentos relevantes es la que consigue “Las relaciones internacionales”, la cual crece 3 puntos y alcanza el 60% de aprobación. El hecho más relevante asociado a este ámbito fue la demanda anunciada por el Gobierno en contra de Bolivia por el río Silala.  El resto de las áreas muestra cambios menores llamando la atención la baja en Educación (-2 puntos), justo en el mes en que la Reforma a la Educación Superior estuvo al centro del debate. Los últimos lugares de aprobación lo ocupan “Corrupción en los organismos del Estado” (10%) y “La delincuencia” que muestra un valor mínimo (6% aprobación).
Gabinete. Durante junio se produjo la renuncia de Jorge Burgos al Ministerio del Interior. En su reemplazo, la Presidenta designó a Mario Fernández.  En esta medición, se incluye la primera evaluación hacia el nuevo ministro, quien inmediatamente pasó a integrar la lista de 16 ministros que obtienen más de un 40% de conocimiento. Este sólo hecho, demuestra la importancia que asignó la opinión pública al cambio ocurrido en el Ministerio del Interior. Cabe destacar que el ministro Fernández fue incluido en la medición a partir del 9 de junio, un día posterior a su nombramiento. 
 
Respecto a las evaluaciones, en junio el ranking se encuentra liderado por el ministro Heraldo Muñoz con un 71% de aprobación. Es seguido por Claudia Pascual, quien fue nombrada como la primera ministra del recién creado Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género. Su aprobación alcanzó el 66%, tras retroceder 7 puntos en relación al mes anterior. En tercer lugar se ubica la ministra Natalia Riffo con un 59% de aprobación (+6 puntos).
Una de las alzas más relevantes la experimenta el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, quien alcanza un 45% de aprobación. (+10 puntos). Seguido se encuentra el alza de 6 puntos que consigue la, ya mencionada, ministra Riffo, el ministro de Energía, Máximo Pacheco (43%) y el ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo (35%). 
En su primera evaluación, el ministro Mario Fernández consigue un 41% de aprobación y un 42% de desaprobación. El apoyo se produce, mayoritariamente, entre las personas con mayor edad y entre quienes se identifican con el centro y la izquierda en la posición ideológica (ver gráfico 28). 
En los tres últimos lugares se encuentran la ministra Carmen Castillo (32%), la titular de Educación Adriana Delpiano (31%) y la ministra Javiera Blanco (27%). Con todo, el gabinete consigue un aumento de 2 puntos y llega al 45% de aprobación, en promedio (esto entre quienes son evaluados, es decir aquellos con más de 40% de conocimiento, como ya se ha dicho). 
Coaliciones Políticas y Congreso. Las coaliciones políticas presentan los malísimos resultados observados durante el último tiempo, sin cambios significativos. La Nueva Mayoría aumenta en 2 unidades, llegando a un 18% de aprobación y un 74% de desaprobación (ver gráfico 35). Por su parte, “Chile Vamos”, aumenta 1 punto de aprobación, llegando al 19% (ver gráfico 36). El Senado y la Cámara de Diputados, en tanto, aumentan en un punto su aprobación.  Así, la Cámara obtiene un 11% y el Senado, llega al 12% de aprobación.
Reforma Educacional y Laboral. En junio la aprobación a la Reforma Educacional sufre una fuerte caída de 10 puntos. Con ello, ahora un 39% declara estar de acuerdo con esta reforma, mientras que un 53% está en desacuerdo con ella (ver gráfico 43). El resultado se produce en medio de un ambiente convulsionado producto de las múltiples manifestaciones estudiantiles registradas durante el mes. Al cierre de este estudio, la Presidenta anunció por cadena nacional el envío del proyecto de Reforma Educacional al Congreso.
 
Por su parte, la Reforma Laboral, muestra un aumento de 4% en su nivel de acuerdo, llegando al 32%. La Reforma Laboral, como sabemos, continúa discutiéndose, ahora en un confuso escenario de judicialización.
 
Conflicto estudiantil. Comparativo 2011-2016. En esta medición se incluye, comparativamente, el nivel de acuerdo con “las demandas estudiantiles”, además de  “la forma” en que se han expresado los estudiantes, como también “la respuesta” que ha tenido el Gobierno, en ambos momentos, para enfrentar el conflicto. Las preguntas que incluimos en esta oportunidad, se habían aplicado en forma idéntica en agosto de 2011 el momento más tenso, y también más emblemático, del movimiento estudiantil de ese año. 
Los resultados sorprenden: Las demandas de los estudiantes siguen despertando una adhesión muy mayoritaria (63%), la que sin embargo es inferior al 73% registrado en 2011     (ver gráfico 58). Donde el cambio de opinión es intenso, es respecto a  “la forma” en que se han manifestado los estudiantes, donde ahora sólo un 21% aprueba, mientas que el 2011 esta cifra era de 52% (ver gráfico 61).
 
Por último en este tema, llama la atención que la evaluación de cómo el gobierno enfrentaba las demandas estudiantiles en 2011 (Piñera) y el actual, es similarmente negativa con un idéntico 18% declarando, antes y ahora, estar de acuerdo y similar cifra desaprobando (76% Piñera 2011, 80% Bachelet 2016).  
Proceso Constituyente. Este estudio ha medido el grado de interés por participar en el proceso constituyente en los meses de abril, mayo y junio recién pasados. En general habíamos observado un nivel de interés ciudadano relativamente alto (abril 64%, mayo 61%). Sin embargo, en junio este interés declarado cae abruptamente con un 41% que manifiesta ahora tener “Mucho o Algo” de interés por participar en el proceso; es decir, 20 puntos menos que en la medición anterior. No tenemos una hipótesis para este cambio significativo, excepto que quizás el fin de los plazos para inscripción de los cabildos locales o posibilidad de participación individual haya frustrado a algunos. Concluida la primera etapa, las cifras oficiales señalan que, al cierre de este informe, cerca de 9 mil actas han sido registradas.
Elecciones municipales 2016. En este tema el estudio registra un resultado pesimista. En meses anteriores habíamos observado un nivel moderado de interés por participar en las  próximas elecciones municipales. Sin embargo, en junio sorprende una baja de 7 puntos en este interés. Ahora un 53% declara estar “Muy o Algo” interesado en participar en las elecciones municipales (60% en mayo). Los conflictos en diversas comunas por las nominaciones probablemente han generado rechazo, especialmente en grupos menos politizados. Cabe mencionar que el interés decae muy fuertemente entre quienes “no se identifican con  ningún sector político” (-28 puntos).


Ver documento PDF