Evaluación de Gobierno Septiembre 2016

Aprobación a gestión de Presidenta Bachelet mejora 4 puntos en septiembre, alcanzando al 23%. Esta alza mensual resulta estadísticamente significativa.

Septiembre fue un mejor mes para el gobierno y la Presidenta, al menos comparativo a lo que se venía observando en los últimos meses. Efectivamente julio y especialmente agosto marcaron los peores resultados en lo que lo que va del mandato presidencial, incluso, quebrando a la baja, por primera vez, la barrera psicológica de los 20 puntos.  En septiembre, esta racha parece haberse detenido, al menos temporalmente. La aprobación a la gestión de la Presidenta mejora 4 puntos, llegando ahora al 23%. La desaprobación disminuye de un 77% a un 72%. También, la percepción de la gestión del Gobierno aumenta, pasando de 13% a 20%. Y en línea con todo lo anterior, mejoran los atributos de la presidenta y la evaluación del gabinete de ministros. 
Este nivel de aprobación observado en septiembre, 23%, difícilmente podría calificarse como positivo. Pero, ciertamente deja atrás un invierno especialmente severo para la mandataria. En septiembre, el foco de la opinión pública parece haberse trasladado hacia la futura elección presidencial, las principales reformas atraviesan por un incierto y más bien silencioso proceso legislativo, y a no olvidarlo, la primavera y las fiestas patrias han marcado históricamente una estacionalidad positiva en los indicadores. Además de lo anterior, el gabinete de ministros ha aparecido más unido o al menos con menos diferencias internas comparativamente a meses anteriores.
Puntos salientes medición de septiembre 2016:

Evaluación gestión Presidenta. En septiembre, como se mencionó anteriormente, la aprobación a la presidenta consigue un significativo aumento en su aprobación, llegando al 23%. Con ello, vuelve a ubicarse por encima de la barrera del 20% (ver gráfico 9). En términos sociodemográficos, la aprobación aumenta tanto en Santiago como en Regiones, especialmente en los niveles socio-económicos medio y bajo. Por otro lado, la aprobación al Gobierno, distinto a la Presidenta, aumenta significativamente, alcanzando un 20% (ver gráfico 13).
Áreas de gestión. La aprobación a áreas de gestión sigue liderada por “Las relaciones internacionales” (58%). En segundo lugar, se encuentra el “Cuidado del medio ambiente” (36%), seguido por “La Energía” con un 34%, con un alza de 7 puntos en relación al mes anterior. En septiembre, se anunciaron importantes proyectos en el área de energía y una probable baja en las tarifas en el mediano plazo. “La delincuencia” y “Corrupción” se mantienen en los últimos lugares de aprobación.   
Gabinete. La mejor evaluación obtenida por el gobierno y la Presidenta este mes se observa también en la evaluación del gabinete ministerial. El promedio de evaluación del gabinete se eleva de un 39% en agosto a 43% en septiembre, volviendo al nivel de los meses anteriores (ver gráfico 25).
Congreso.  Las mejores cifras del gobierno no se repiten sin embargo en las evaluaciones del Senado y la Cámara de Diputados. Por el contrario, ambas cámaras se deterioran en la evaluación pública en septiembre, y por primera vez desde que se realiza esta medición, la aprobación del Senado y la Cámara baja del 10% de aprobación a cifras de un dígito (Senado 9%, Cámara de diputados 7%), con cifras de rechazo de 87% y 88% respectivamente. Queda claro que el enojo y distanciamiento de la ciudadanía con la política está afectando en este momento más fuertemente al Congreso que a la rama ejecutiva del Gobierno.
Elecciones municipales 2016. En este tema el estudio muestra noticias alentadoras. Después de varios meses de baja en el interés declarado por participar, en este mes la tendencia se revierte: Quienes declaran estar “Muy o Algo” interesados por participar llegan a un 48%, 4 puntos más que el mes de agosto (ver gráfico 42). En términos sociodemográficos, las mujeres declaran estar más interesados que los hombres. Asimismo, quienes pertenecen al nivel socioeconómico alto, declaran más interés que el resto de los niveles (ver gráfico 44). La cifra sigue siendo baja, lo que hace esperar un alto nivel de abstención, pero al menos este mes se ha movido en la dirección favorable y cabe esperar que mejore algo más en las semanas que restan para la elección.


Ver documento PDF