Confianza de los consumidores se recupera en septiembre

La mejoría es moderada, pero detiene, al menos temporalmente, una tendencia que se venía profundizando desde inicios del año

La primavera parece haber tenido efectos favorables en el ánimo de los consumidores. Después de varios meses de caída, la confianza se recupera en septiembre, aunque en forma modesta. El Ipec alcanza ahora 33,4 puntos, un alza que se produce luego de haber alcanzado el valor más bajo en los últimos 15 años (31,5). La mejoría es moderada, pero detiene, al menos temporalmente, una tendencia que, con altibajos, se venía profundizando desde inicios del año. El pesimismo, esto es el indicador bajo los 50 puntos, completa ya largos 28 meses. Veremos si en octubre logra mantenerse este brote verde, o si se trata más bien de un respiro momentáneo explicado por el factor estacional.

Septiembre estuvo marcado, en lo económico, por noticias más bien auspiciosas. Los esperados resultados de la encuesta Casen 2015 confirmaron que la pobreza continua descendiendo, si bien a tasas decrecientes. Las ventas de automóviles sorprendieron con un salto de 5,9% respecto al año anterior y el Presupuesto Fiscal presentado al Congreso, fue percibido como prudente y moderado. El Imacec de agosto, indicador del dinamismo de la economía, mostró un crecimiento anualizado de 2,5%, muy por encima de todas las expectativas.

En este contexto, la confianza de los consumidores en septiembre mejora y se ubica en 33,4 unidades (ver gráfico 7). Este resultado es una mejora de casi 2 puntos respecto al mes anterior, que dicho sea de paso, era el peor registro de este índice en los últimos 15 años (ver gráfico 9). Con todo, la confianza de los consumidores se mantiene en el área de pesimismo, inferior a 50 puntos, donde ha permanecido por ya largos 28 meses consecutivos.

No está claro aún si es la estacionalidad, o es que los consumidores están percibiendo señales más positivas en su entorno; lo cierto, es que el sub-índice “situación personal actual” salta 5 puntos, una clara señal positiva que debe leerse conjuntamente con el alza de 3 puntos que muestra el sub-índice “situación país actual”. Los indicadores de expectativas también mejoran, pero en menor medida (ver gráfico 10). Estas mejorías son importantes y significativas, pero no hay que olvidar que representan un cambio en el margen respecto a un mes de agosto que fue uno de los más pesimistas de los últimos años. Las intenciones de compra de bienes para el hogar, automóviles y viviendas no presentan cambios de importancia respecto a los meses anteriores, estables, en un nivel bajo. Cabe notar que la confianza en el desempeño de la economía en los próximos 12 meses y a más largo plazo (5 años) se mantuvieron estables con ligera tendencia a mejorar, especialmente las de más corto plazo (+2 puntos).

En resumen, durante septiembre la Confianza de los Consumidores muestra un cambio favorable, después de un deterioro que se ha prolongado por lo que va del año y aún antes, con un registro de 28 meses en el área de pesimismo. Veremos si octubre confirma esta mejora en el ánimo económico de las personas y se configura el tan esperado cambio de tendencia. 


Ver documento PDF