IPEC mejora por segundo mes consecutivo

El Ipec llega a 36,2 puntos, superando en 2,8 puntos el mes anterior y muy por encima del mínimo observado en agosto pasado (31,5 puntos).

El desempeño de la economía, medido por el Imacec de agosto y conocido en octubre, sorprendió con un salto positivo de 2,5%. Por otra parte, se conoció que la venta de autos nuevos crece 13% en septiembre registrando el mayor volumen desde diciembre de 2014. Las cifras de desempleo (6,9%, INE, trimestre terminado en agosto), se mantuvieron en márgenes razonables. El Banco Central decidió mantener la tasa de interés en 3,5%. 

Bajo este contexto, en general positivo, la confianza de los consumidores en octubre consigue una nueva alza, esta vez de 2,8 unidades. Con ello se ubica en 36,2 (ver gráfico 7). Esto refuerza la subida respecto al mes de agosto, donde se evidenció el peor registro de este índice en los últimos 15 años (ver gráfico 9). Pese a ser el segundo aumento consecutivo, el Ipec continúan en el área de pesimismo (inferior a 50 puntos), permaneciendo allí por los últimos 29 meses.

Cuatro de los 5 sub-indicadores presentan alzas. Así, el sub-indicador que presenta el mayor aumento es “Expectativa económica del país a 12 meses”, pasando de 35,4 a 40,7 (+5,3 puntos). Seguido de “Situación país actual” y “Estabilidad país próximos 5 años”, llegando a 34 y 28,1, respectivamente (ver gráfico 10). Ambos con un crecimiento de 3,3 puntos. En cuarto lugar se encuentra “Situación compra artículos para el hogar”. Dicho sub-indicador llega a 45,7 (+3 puntos). Finalmente, el único que retrocede levemente es “Situación personal actual”, pasando de 33,5 a 32,4 (-1,1 puntos). Queda claro de estos resultados, que la mejoría se explica más por expectativas futuras que por la situación presente. Las intenciones de compra de bienes para el hogar, automóviles y viviendas presentan variaciones positivas en el margen. Por su parte, la confianza en el desempeño de la economía en los próximos 12 meses y a más largo plazo (5 años) se mantuvo estable.

 

En resumen, durante octubre la Confianza de los Consumidores muestra un cambio favorable, comenzando a superar el mínimo de agosto. Si en noviembre volviera a mejorar el indicador, podríamos  hablar de una tendencia. Como se ha dicho, a pesar de estas mejoras, la confianza de los consumidores continua en la zona de pesimismo. Los resultados del mes en curso mostrarán si efectivamente estamos en presencia de un cambio de tendencia, o se trata de un cambio estacional al dejar atrás un invierno inusualmente severo en términos de clima social y político.


Ver documento PDF