IPEC Enero 2017

En enero se interrumpe la tendencia alcista que venía mostrando la confianza de los consumidores desde agosto pasado.

A nivel macroeconómico, el mes ha estado marcado por la salida de Chile del TPP, la caída del dólar, el alza del precio del cobre y la disminución en las proyecciones de crecimiento del PIB. En cambio, para los consumidores, enero ha significado un mes de inflación, dado el alza en el precio de cigarros y combustibles. A este hecho, se suma que el país se ha encontrado en un ambiente de gran conmoción debido a los incendios que han azotado con fuerza la zona centro-sur del país.

En este contexto, el Índice de Percepción Económica (IPEC), desarrollado por la empresa de investigación de mercados GfK Adimark, alcanza 39,2 puntos porcentuales (ver lámina N°7), 0,9 menos de lo obtenido en diciembre (40,1 puntos), interrumpiendo la tendencia alcista que venía mostrando desde agosto pasado, mes en que registró un mínimo histórico que no se veía desde el año 2002. Con este resultado, son 32 meses en que la confianza se ubica en el área de pesimismo (desde mayo de 2014).

Al abrir el Índice de Percepción de la Economía en sus 5 sub-indicadores, se observa que cuatro de ellos presentan bajas. La caída más importante se presenta en el sub-indicador “situación actual del país” que pasa de 36,7 a 34,6 (-2,1 puntos). Otros sub-indicadores que presentan un descenso son “la situación personal actual” que pasa de 38,1 a 36,7 (-1,4 puntos), “la estabilidad del país en los próximos 5 años” que evoluciona de 30,0 a 28,8 (-1,2 puntos) y la “expectativa económica del país a 12 meses”, que va de 46,1 a 45,7 (-0,4 puntos) (ver lámina N°10). Por otro lado, el único sub-indicador que presenta un alza es “la situación de compra de artículos para el hogar”, que sube levemente de 49,8 a 50,2 (+0,4 puntos). 

En resumen, en enero la confianza de los consumidores interrumpe la recuperación que se venía observando de forma continua desde el mínimo de agosto. Esta interrupción se explica, en buena medida, por el aumento de una percepción negativa sobre “la situación actual del país”  más que de la expectativas de mediano y largo plazo, las que prácticamente no varían.

 


Ver documento PDF