Estudio Chile Come Sano

La investigación, realizada por Jumbo y GfK Adimark, surge a raíz de los altos índices de obesidad en Chile que nos ubican en primer lugar a nivel regional, y busca determinar cuán saludables son nuestros hábitos alimentarios.

Los últimos datos revelados por la Organización Mundial de la Salud no dejan indiferente a nadie: Chile es el país con mayor sobrepeso en toda Latinoamérica. Asimismo, el 50% de los escolares entre 5 y 7 años presentan algún grado de obesidad, según datos entregados por la Junaeb.

Las cifras hablan por sí solas. La obesidad en nuestro país se ha convertido en uno de los grandes temas a nivel de salud pública. Jumbo, en línea con su campaña Come Sano, quiso entender, desde la percepción de los chilenos, cuán saludables son nuestros hábitos alimentarios, cómo nos estamos vinculando con la comida, y cuáles son las principales barreras que existen para que comamos más sano.

Uno de los grandes hallazgos del Estudio Chile Come Sano, desarrollado por Jumbo y la empresa de investigación de mercados GfK Adimark, es que existe una importante disociación entre cómo los chilenos creen que están alimentándose y cómo lo hacen realmente. Así, el 98% afirma que al menos intenta comer saludablemente y el 93% dice que conoce los cambios que tiene que hacer a su alimentación para hacerla más sana. Sin embargo, esto no se condice con los altos grados de obesidad presentes en el país.

Los principales problemas que experimentan los chilenos para llevar una alimentación saludable son las actividades extracotidianas (40%) y la falta de dinero (36%). Con respecto a esta última, el Estudio Chile Come Sano constata que persiste en el país la noción de que comer saludablemente es caro: 1 de cada 2 chilenos está de acuerdo con esta afirmación.

Ficha Técnica:

Estudio cuantitativo con 2.046 encuestas online a hombres y mujeres de todo Chile, mayores de 25 años.

El campo fue realizado entre el 9 y el 16  de febrero de 2017.


Ver documento PDF