IPEC marzo 2017

El IPEC de marzo refleja una cierta estabilización en la confianza de los consumidores luego de dos meses de caída.

Marzo se inició con un ambiente de pesimismo en torno a los indicadores económicos, con una una actividad económica que se preveía más lenta y con la prolongada huelga de Minera Escondida que se sabía afectaría negativamente el desempeño general y que continuó hasta muy avanzado el mes. Contribuyó a este clima el aumento de la tasa de desocupación, alza del  IPC y un IMACEC de febrero que, si bien esperado, finalmente resultó impactante (-1,3%). 

En este contexto, de acuerdo a la empresa de investigación de mercados GfK Adimark, la Confianza de los Consumidores (Ipec) alcanza en marzo 37,3 puntos (ver Lámina N° 7), incluso con una leve alza de 0,3 puntos sobre febrero, completándose con esto 34 meses en la zona de pesimismo (bajo 50 puntos).

El conjunto  de sub-indicadores muestra un resultado en cierto modo  paradojal: Un deterioro de las percepciones de la situación personal presente (“Situación personal Actual”, “Compra de artículos para el Hogar”), pero con una mejoría en las expectativas a 12 meses plazo (“Expectativas  Económicas a 12 meses”) (ver Lámina N° 10). Este resultado seguramente se relaciona al ciclo político, considerando que el país enfrentará elecciones presidenciales y parlamentarias este año.

Llama la atención que las expectativas económicas a largo plazo (5 años) también mejoran en marzo, en línea con las de corto plazo (ver Lámina N° 11).

En resumen, los consumidores parecen afectados por una coyuntura desfavorable, lo que se evidencia en que empeora la percepción respecto a la inflación (Lámina N° 23), todo lo cual los hace reticentes  respecto a gastos y consumo. Sin embargo, hay también señales de optimismo evidentes a un plazo bastante inmediato. Por ejemplo, el sub-índice que mide las expectativas del grupo familiar a 12 meses muestra un alza extraordinaria, situándose en el mejor nivel en más de un año (ver Lámina N° 25).  


Ver documento PDF