Mercado inmobiliario cierra 2016 con ventas mejores a las esperadas

De acuerdo al informe desarrollado por GfK Adimark, las ventas anuales superaron las expectativas de los especialistas tras el boom vivido el 2015.

El importante dinamismo registrado en el mercado inmobiliario durante 2015 tenía a los expertos preocupados con respecto a lo que ocurría durante el 2016. Sin embargo, los resultados fueron mejor a lo esperado. Así lo revela el Informe Trimestral del Mercado Inmobiliario correspondiente al cuarto trimestre de 2016, desarrollado por GfK Adimark.

Si bien durante este año, se incorporaron 203 proyectos nuevos de viviendas, una cifra 52% menor a la de 2015 (con 424 proyectos), la venta estuvo por encima a lo esperado. En 2016, se transaron 34.123 unidades versus las 53.580 de 2016, lo que representa una disminución de 36,3%. En términos de UF, esto representa una disminución de 33% (de 217.697 UF en 2015 a 145.096 UF).

"Aunque la cifra es baja al compararla con 2015, tenemos que considerar que se trató de un año especialmente atípico. Hoy volvemos a los ritmos de los años anteriores y la verdad es que la más de 34 mil unidades vendidas es una noticia bastante positiva y que se sitúa por encima de lo que habríamos esperado. La restricción en los créditos bancarios, la percepción negativa frente a la economía, la inseguridad laboral y la percepción de que los precios están altos, nos hacían pensar en un escenario más negativo de lo que finalmente ocurrió”, explica Javier Varleta, gerente de Estudios Territoriales de GfK Adimark.

En términos acumulados, las comunas en las que más se vendieron casas durante este año fueron Colina (18%), Buin (17%) y Puente Alto (15%). El precio promedio de venta fue de 5.000 UF.

Con respecto a los departamentos, las comunas más dinámicas fueron Santiago Centro y Estación Central (ambas con 15%) seguidas por Ñuñoa (13%) y San Miguel (11%). Así, si bien Santiago Centro pierde participación en términos de oferta, sigue siendo relevante al considerar las ventas. El promedio de ventas de los departamentos fue de 4.085 UF.

"Este trimestre sí vemos que el inversionista hormiga, aquel que compra de 1 a 2 unidades, es un fenómeno que está en riesgo de extinción dada las restricciones crediticias actuales", asegura Varleta. Esto explicaría que las ventas "en blanco" pasaran de 1.497 unidades el trimestre pasado a 898.

Otra de las grandes interrogantes para 2016 era sí los precios empezarían a bajar. Sin embargo, el estudio muestra que éstos, aunque en menor medida, siguen creciendo. "Distintos factores explican esto: las alzas en los precios de suelos y las restricciones que muchas comunas están empezando a impulsar", asegura Varleta.

 

 


Ver documento PDF