Confianza de los consumidores aumenta 2,8 puntos en abril

El IPEC alcanza el mejor registro en lo que va del año.

En abril, la confianza de los consumidores aumenta 2,8 puntos y alcanza el mejor registro en lo que va del año. El índice se sitúa en 40,1 puntos e iguala lo observado en diciembre  pasado.  Este resultado representa una segunda alza consecutiva y es una recuperación después de los mínimos de enero y febrero. Los factores que explican esta mejoría, usando los mismos datos del estudio,  son: Una importante alza en la percepción de “estabilidad a 5 años plazo”, y una baja en las expectativas de inflación.  A pesar de esta mejora, hay que recordarlo, el Índice acumula largos 35 meses en la zona de pesimismo.

Abril se inició con noticias más bien pesimistas respecto a la economía:   Se  informó una caída del crecimiento a 1,3% en febrero, el  peor desempeño   desde 2009. A esta noticia negativa se sumó la reducción de las proyecciones del crecimiento y aumento (leve) en la tasa de desempleo. A pesar de esto, la contingencia noticiosa estuvo centrada en el Censo y  en las candidaturas   presidenciales para las elecciones del presente año.

En este contexto, la Confianza de los Consumidores (Ipec) sorprende con un alza en  abril, llegando a 40,1 puntos (ver Lámina N° 7); esto es un alza de 2,8 puntos en relación a marzo. El resultado, a pesar del alza,  no deja de ser pesimista,  completándose con esto 35 meses en la zona bajo 50 puntos.

Todos los sub-indicadores muestran alzas en relación al marzo. Se destaca el salto   en el componente “estabilidad del país en los próximos 5 años”   que presenta un alza de 8,1 puntos más que en marzo, tratándose de una diferencia estadísticamente significativa (ver Lámina N° 10). Esta alza, probablemente, se relaciona con el ciclo político y a las expectativas sobre el próximo periodo presidencial.   También contribuye, creemos, la disminución observada de las expectativas de inflación, que históricamente se correlacionan muy significativamente (en forma negativa) con la confianza de los consumidores.  (Ver lámina N 23).

En resumen el informe da cuenta de un consumidor en que sigue predominando el pesimismo, pero que se ha recuperado en los últimos meses, después de un primer trimestre que fue especialmente negativo. Como resultado, se han elevado moderadamente las expectativas para comprar artículos para el hogar (ver Lámina N° 17).


Ver documento PDF