IPEC Mayo 2018

Confianza de los consumidores se ubica por sexto mes consecutivo fuera de la zona de pesimismo.

 

En mayo la economía nacional creció en un 4,6% en marzo, ubicándose por sobre las expectativas. En efecto, el Imacec correspondiente a marzo tuvo el mejor desempeño de los últimos 5 años. Por otro lado, también se conoció que el IPC se incrementó en sólo 0,3%, acumulando un alza inferior al 2% en los últimos 12 meses. Estos positivos resultados desde el punto de vista económico contrastan con la creciente convulsión social en torno a demandas feministas que han derivado en protestas y marchas. 

En el contexto descrito, la confianza de los consumidores (IPEC) se mantiene en 51,2 puntos (ver Lámina N° 7). Con este resultado, la confianza de los consumidores se mantiene fuera del área de pesimismo durante seis meses. 

Al observar los cinco sub-indicadores que componen el IPEC, tres presentan alzas y dos descienden. Entre las alzas, se identifica la “situación económica para comprar artículos del hogar”, que pasa de 55,9 a 59,9 puntos (+4,0), la “situación económica actual del país”, que va de 48,9 a 51,2 puntos (+2,3), y la “situación económica personal actual”, que va de 44,1 a 46,2 puntos (+2,1). De los tres sub-indicadores identificados, se destaca el optimismo sobre la situación económica actual del país, dado que alcanza su nivel máximo desde junio 2014, hace 4 años. Por el contrario, entre los resultados que registran caídas, se encuentra las “expectativas económicas del país a 12 meses” (-3,8 puntos) y la “estabilidad económica del país en los próximos 5 años” (-4,8 puntos). Este último indicador ha mostrado gran volatilidad los últimos meses, lo que puede expresar cierto nivel de incertidumbre del consumidor respecto a la situación económica del país en el largo plazo. 

Entre otros resultados, las altas expectativas para comprar un auto se mantienen sin diferencias estadísticamente significativas respecto a la medición anterior. En efecto, en mayo, un 49% declara que se está en un buen momento para comprar uno. Por otro lado, también se destaca el indicador “momento para comprar una vivienda” dado que un 37% señala que se está en un buen momento para adquirir una, resultado inédito desde diciembre 2012. 

En resumen, mayo muestra un consumidor que mantiene su confianza en torno a la economía, incrementando su optimismo en torno a la situación actual, pero decreciendo respecto a lo que puede ocurrir con el país en el mediano y largo plazo. En lo que respecta a áreas específicas, mayo retrata a un consumidor que percibe un buen momento para adquirir un auto (más de la mitad de los consultados) y una vivienda.

 


Ver documento PDF