28 de setiembre del 2016

Evaluación de Gobierno Julio 2015

La desaprobación a la gestión de la Presidenta alcanza en julio el 70%, el nivel de desaprobación más alto que haya registrado la serie de evaluación presidencial, iniciada en 2006

En julio se profundiza el distanciamiento del gobierno con la ciudadanía que se ha venido observando en los últimos 12 meses, pero que se ha agudizado desde comienzos del presente año (ver gráfico 11). Durante este mes, se redujeron las proyecciones de crecimiento del país para éste y el próximo año, al tiempo que el Gobierno reconoció dificultades para llevar a cabo sus principales reformas por efecto de la desaceleración económica y llamó a un “realismo sin renuncia” que no parece haber logrado disminuir la incertidumbre de diversos sectores. Hacia fines del mes, finalizó un paro de profesores que se prolongó por 57 días mientras se discutía la reforma de carrera docente. La reforma laboral, por su parte, continuó generando un agitado debate, mientras la delincuencia mostró signos preocupantes en términos de frecuencia y violencia. 

En este contexto, la Presidenta obtiene en julio un inédito nivel de desaprobación (70%), la más alta nunca observada en 9 años de mediciones comparables. Su aprobación (26%), iguala la más baja aprobación registrada en la misma serie (ver gráfico 14). Así, los datos dan cuenta de un estado de desafecto y tensión social rara vez observados en nuestra historia reciente. 

A mediano plazo, la ciudadanía muestra un marcado nivel de escepticismo (o pesimismo, si se quiere), respecto al avance que se habrá logrado al finalizar el presente gobierno; esto, tanto en términos de reducir la desigualdad como de recuperar el crecimiento económico (ver gráfico 45). Así, por primera vez, quienes dicen identificarse con la “Oposición” al gobierno (34%) superan a los que se identifican con él (32%) (ver gráfico 31 y 32). 

Puntos salientes julio 2015: 

Aprobación del Gobierno. La evaluación del Gobierno, distinto a la Presidenta, vuelve a romper una barrera en la serie histórica, marcando un 21% de aprobación, 5 puntos menos que la aprobación presidencial, y una desaprobación de 75% (ver gráficos 15 al 18).

Atributos presidenciales. Todos los atributos de la Presidenta continúan con evaluación más negativa que positiva. Los atributos que más se deterioraron durante julio, fueron “Es respetada por los chilenos” (-5 pts) y “Es creíble” (-4 pts) (ver gráficos 20 y 21). 

Áreas de gestión. En julio se deterioró significativamente la evaluación del manejo de la economía. La gestión del gobierno en el área “Economía” y “Empleo” bajaron significativamente su aprobación, en 8 y 5 puntos respectivamente (ver gráficos 23 y 24). Así, ambas áreas de gestión alcanzaron su peor evaluación en lo que va del actual gobierno (ver gráfico 50 y 51). Esto es consistente con las bajas proyecciones de crecimiento, las declaraciones del mismo gobierno respecto a la viabilidad de ciertas reformas y también con otros estudios que reflejan el pesimismo de los consumidores (Estudio Índice Percepción de la Economía – IPEC de GfK Adimark).

El área “Educación” mantiene el más bajo nivel de aprobación en lo que va del gobierno (ver gráfico 56), consistente con el contexto del paro docente de casi dos meses. La nueva ministra de educación Adriana Delpiano, hereda no sólo un área convulsionada sino también una de las peores evaluaciones del gabinete. 

“Delincuencia” fue un área compleja en julio y la gestión gubernamental del tema alcanza su peor evaluación del mandato y, entre todos los temas, resultó ser el área peor evaluada (ver gráfico 23 y 58). Un 9% aprobó la gestión del gobierno en delincuencia, mientras que un inédito 89% la desaprobó. En el mes, como se sabe, hubo un espiral de casos delictuales con alta connotación pública, con reacciones de rechazo que incluyeron “cacerolazos”. 

Gabinete. En julio, 14 ministros del gabinete obtienen un 40% o más de conocimiento (ver gráfico 26). Se integraron al listado de los más conocidos, la nueva ministra de Educación, que debutó con un altísimo 78% de conocimiento (ya había sido ministra en gobiernos anteriores), también aparece por primera vez el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés (44% de conocimiento) y finalmente la ministra del Deporte Natalia Riffo (47% de conocimiento), luego de la celebración de Copa América y el buen desempeño de Chile en los últimos juegos panamericanos. 

Respecto a evaluación, el ministro de Haciendo Rodrigo Valdés aparece con una sorprendentemente buena evaluación de 52% de aprobación, considerando el contexto de deterioro de la gestión económica gubernamental. La ministra de educación Adriana Delpiano, por su parte, aparece con un 31% de aprobación, ubicándose entre los ministros peor evaluados del gabinete. Natalia Riffo, ministra Del Deporte, en cambio, resulta ser la segunda mejor evaluada del gabinete con un 57% de aprobación (ver gráfico 27 y 28). 

Se destaca, en la evaluación de otros ministros, la significativa baja de 10 puntos en la aprobación de la ministra de Justicia Javiera Blanco, probablemente asociado al alza de delincuencia y violencia y a la alta desaprobación de esa área de gestión del gobierno. El ministro Nicolás Eyzaguirre  tuvo un alza de 10 puntos en aprobación en su primer mes como ministro de la SEGPRES, después de dejar la conflictiva área de educación. 

Identificación con el Gobierno y la Oposición. Un resultado significativo de julio es que, por primera vez desde el comienzo del mandato de la Presidenta, la identificación con la Oposición supera a la identificación con el Gobierno.  Este resultado debe ser leído con cuidado, pues es posible que el término “oposición” hoy reúna a personas de muy diferentes visiones, incluso contrapuestas. En el mes, la identificación con esta Oposición creció 9 puntos y llegó al 34%, mientras que la identificación con el gobierno quedó en 32% (ver gráfico 31 y 32). 

Coaliciones políticas y Congreso. La evaluación de las coaliciones y de ambas cámaras del Congreso siguen con niveles de desaprobación superiores al 70% (ver gráficos 33 al 38). A las irregularidades en el financiamiento de campañas políticas, este mes se sumó el conocimiento del “doble viático” que recibieron los parlamentarios. Este mes el Congreso realizó una cuenta pública con énfasis en la probidad, pero al parecer, ello no cambió la percepción pública sobre la labor legislativa.

Expectativas hacia el final de este gobierno. El cuestionario de julio incluyó una serie de preguntas orientadas a medir las expectativas de mediano plazo respecto al logro de las metas del actual gobierno. Los resultados muestran un marcado escepticismo en cuanto a lo que, en la opinión de las personas, el gobierno logrará. La visión, sin duda pesimista, se refleja en que la mayoría piensa que hacia el final del gobierno estaremos igual o bien se habrá retrocedido en: “Generar mayor crecimiento económico”, “Generar mayor inversión” y “Disminuir la desigualdad” (ver gráfico 45). Es decir, no se espera avances en desigualdad ni tampoco en crecimiento económico.


Ver documento PDF
Inicio     Mapa del sitio     Contáctenos © 2015 Todos los derechos reservados GfK Chile.