Sólo 31% de los chilenos lee rotulación de los alimentos

Fundación Chile en conjunto con GfK Adimark, lanzaron hoy el tercer volumen del Estudio Chile Saludable, donde se destacan los desafíos y oportunidades para abordar la promoción de estilos de vida más saludables.

En la década del 70 la desnutrición fue una gran amenaza para el desarrollo del país y fue superada con políticas de Estado. En la actualidad, Chile enfrenta una amenaza mucho más compleja: la obesidad y los estilos de vida poco saludables.

Para ayudar a revertir esta tendencia, Fundación Chile en conjunto con GfK Adimark, lanzaron hoy el tercer volumen del Estudio Chile Saludable, iniciativa parte de “Revolución Saludable”, alianza formada por ambas instituciones cuyo objetivo es contribuir en el desafío de disminuir los niveles de obesidad y hábitos poco saludables de nuestra sociedad.

Algunas de las conclusiones de este volumen destacan la falta de preocupación de los chilenos en torno a la elección de alimentos saludables, lo que se refleja en el bajo interés por leer las rotulaciones y por informarse sobre los beneficios de los alimentos.

Los resultados del estudio arrojaron que sólo un 31% de la población acostumbra a leer la rotulación de los productos antes de comprarlos y que un  37 % dice entender la información de los rotulados de la información nutricional. Más aun, sólo un 42% de los chilenos declara que se informa de los beneficios de los alimentos saludables.

De acuerdo al estudio, este desinterés de los chilenos resulta alarmante si además se considera que al comparar los resultados del 2012 y el 2014, tres de los cinco perfiles (motivado, culposo e indeciso) experimentaron una baja significativa respecto de su interés por leer las rotulaciones de los alimentos antes de comprarlos.

“Es preocupante analizar estos resultados ante la inminente publicación de la Ley sobre la Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, que justamente espera impactar los estilos de vida de los chilenos mediante las advertencias desplegadas en los envases. Este desinterés de la población nos revela la brecha que aún existe entre los chilenos para construir conciencia sobre la importancia de la alimentación en la calidad de vida y el bienestar”,  señaló Andrés Barros, gerente de Alimentos y Biotecnología de Fundación Chile.

En este sentido, “el éxito de la normativa va a depender de un esfuerzo conjunto de diferentes sectores de la sociedad para educar a la población en la implicancia de los estilos de vida y los factores de riesgo para la salud, así como promover el interés de la población por construir estilos de vida más saludables. Es de esperar que las medidas complementarias que propone esta ley (publicidad y venta limitada en recintos escolares entre otros) permitan aportar a reducir esta brecha”, agregó.

Evolución de los perfiles

En el año 2012, GfK Adimark y Fundación Chile,  publicaron el primer volumen del estudio Chile Saludable, donde se acuñaron los cinco perfiles psicográficos segmentados de acuerdo a sus hábitos y barreras para llevar una vida saludable (resignado, esforzado, culposo, motivado, indeciso).

“Con este estudio creamos un modelo para comprender el camino hacia una vida más saludable para los chilenos a través de sus hábitos de vida saludable y de las barreras que cada uno tiene para lograrlo. Los chilenos sienten que cada vez tienen menos tiempo libre para hacer actividad física por lo que el desafío es incorporar prácticas de salud que no limiten el poco tiempo libre que estamos teniendo”, señaló Max Purcell, gerente general de GfK Adimark.

De acuerdo al análisis de este tercer volumen del estudio,  hay resultados que levantan alertas importantes. Por ejemplo, se puede observar que el perfil resignado se mantiene constante, representando a un 12 % de la población. Este perfil es tremendamente complejo pues presenta los niveles de estrés más altos entre los grupos, los niveles más bajos de felicidad y, a la vez, no muestran gran interés por el bienestar y la vida sana ni tampoco se preocupa por su salud.

Abordar a los resignados, así como a los culposos (hoy un 27% de la población), representa un enorme desafío para el país. Estos perfiles están menos susceptibles a recibir mensajes que los inviten a llevar una vida más sana y, por lo tanto, las estrategias para lograr captar la atención de estos grupos y generar un cambio en sus estilos de vida pueden ser totalmente opuestas en comparación a los grupos esforzado y motivado.

Los resultados publicados en este volumen de Chile Saludable revelan también que existe una fuerte contradicción de los chilenos entre sus aspiraciones y actitudes. Un 60% de chilenos declara tener gran interés en el bienestar. Sin embargo, al mismo tiempo un 62% reconoce que no realiza ningún deporte o actividad física y un 47% declara tener sobrepeso.

En este contexto, el análisis que entrega Chile Saludable permite caracterizar a los perfiles, identificando las barreras y motivaciones de cada uno. Con esta información es posible construir medidas y programas que respondan a las diferentes perspectivas de los grupos de la población.

El estudio se puede descargar en http://www.revolucionsaludable.cl/wp-content/uploads/2014/10/ESTUDIO-CHILE-SALUDABLE-VOLUMEN-III1.pdf

http://www.adimark.cl/es/noticias/images/Chile_saludable.jpg

En la foto de izquierda a derecha:
Andrés Barros, gerente de Alimentos y Biotecnología de Fundación Chile.
Fernanda Mediano, asesora del departamento de Nutrición y Alimentos del Ministerio de Salud.
Teresa Boj, secretaria ejecutiva sistema Elige Vivir Sano.
Max Purcell, gerente general GfK Adimark.