Perspectivas del mercado inmobiliario

Columna Javier Varleta, gerente Estudios Inmobiliarios, GfK Adimark

Tras las atípicas cifras del 2015 impulsadas por la exención de IVA, donde las personas adelantaron su decisión de compra, este año 2016 el mercado inmobiliario se ha normalizado, llegando a cifras similares a los años 2013/ 2014.

Se espera que las ventas durante lo que queda de este año se mantengan en los mismos niveles de lo observado en los primeros 6 meses (aproximadamente 8.500 unidades trimestrales).

Además, es importante mencionar que los departamentos ubicados en las zonas céntricas, más orientados hacia los inversionistas, siguen con buenos niveles de ventas (aunque menores a las observadas en el año 2015). Se trata de un nicho aún atractivo, ya que mucha gente lo ve como un seguro para la vejez (sólo requiere la inversión del el 20% del  pie y luego se va pagando con los arriendos).

A la disminución en las ventas también se suma una caída importante con la incorporación de proyectos, con sólo 118 nuevos proyectos incorporados durante enero-junio 2016 versus los 193 del mismo período de 2015. Así como lo que ocurrió con las ventas, también se trata de una caída esperada, principalmente porque las empresas inmobiliarias adelantaron el inicio de venta de nuevos proyectos hacia fines del 2015, esperando captar la mayor cantidad de promesas antes del 31 de diciembre 2015.

Un tema importante a tener en cuanta durante lo que queda del año 2016, son los desistimientos por parte de los clientes. Si bien han mostrado un aumento, aún se encuentran en niveles normales. Las ventas de las unidades promesadas a fines del año 2014 y durante el año 2015, se empezaron a escriturar a partir del segundo semestre de este año, por lo que podrían aumentar los desistimientos producto de las restricciones de los bancos al subir el pie del crédito hipotecario (pasaron de 10% a un 20%). Esto podría ser una solución para los compradores que quieren una vivienda para ser habitada en forma rápida. En los últimos años, la oferta para entrega inmediata ha estado en niveles muy bajos, lo que obligaba a que las personas a comprar una vivienda con seis o más meses de anticipación a la fecha de entrega.

¿Qué oportunidades se vislumbran para los consumidores en este escenario? En cuanto a los precios de las viviendas, en algunas zonas observamos que los valores UF/m2 han disminuido y, en otros casos, las inmobiliarias han estado realizando ofertas como regalos, financiamiento a las primeras cuotas o al pie del crédito hipotecario, entre otros. Esto se ve especialmente en los proyectos que se encuentran exentos de IVA, que por efecto de la demanda del año 2015 aumentaron su precio fuertemente y hoy tienen un espacio para bajar precios para ver si mejora la demanda por estas unidades.

 

Las expectativas del mercado inmobiliario para este año están acorde a lo esperado por los inmobiliarios, donde el aumento de ventas del año pasado suponía una menor demanda para este año, ya que las personas adelantaron su decisión de compra pensando en obtener un buen precio.