Interacciones virtuales serían "tan buenas como las reales"

Así lo afirma el 23% de los consumidores online

Las interacciones virtuales son cada vez más comunes en nuestra vida diaria: en una videoconferencia en el trabajo, mediante la función `facetime` del celular, mensajes de texto instantáneos a través de Facebook o WhatsApp, etc., o incluso explorando ciudades y lugares como restaurantes o museos usando la función Google Street. Pero, ¿son estas interacciones tan buenas como estar en el lugar en persona?

La respuesta es sí, de acuerdo a una encuesta realizada por GfK en 22 países que muestra que el 23% de los consumidores en línea están de acuerdo con la afirmación “las interacciones virtuales con personas y lugares pueden ser tan buenas como las presenciales”. Sólo el 15% está en desacuerdo.

El nivel de acuerdo con esta afirmación alcanza los niveles máximos con las personas de entre 20 y 29 años, y entre 30 y 39 años, donde, respectivamente, un 28% y un 27% coinciden. Esto los ubica cómodamente por delante de los adolescentes, quienes los siguen como la generación más interesada en la virtualidad, con un 22%

No sorprende que, por el contrario, el nivel de acuerdo disminuya rápidamente entre las generaciones de más edad. Una de cada cinco personas (20%) de entre 50 y 59 años no está de acuerdo en que las interacciones virtuales puedan ser tan buenas como el contacto en persona, en comparación con tan solo el 15% que vota lo opuesto. Para quienes tienen 60 años o más, casi un tercio (el 27%) está en desacuerdo en comparación con tan solo una persona de cada diez (11%) que están de acuerdo.

Brasil y Turquía son los países más "volcados hacia lo virtual"

Brasil y Turquía encabezan la lista de consumidores en línea que creen que las interacciones virtuales pueden ser tan buenas como estar en el lugar en persona: un tercio (el 34%) en cada país así lo afirma. Los sigue México (28%), China (27 %) y Rusia (24%).

El otro extremo de la escala está encabezado por Alemania: casi un tercio (el 32%) de sus consumidores en línea no coinciden en que la virtualidad puede ser tan buena como las interacciones en persona. Luego Suecia con el 29%, que es seguida por dos `empates`: la República Checa y Bélgica con apenas un poco más de una cuarta parte (el 26%) y los Países Bajos y Reino Unido con algo menos de una cuarta parte (el 23%).

Estos resultados tienen aplicaciones para casi todo el mundo empresarial. Ya sea usando la realidad aumentada para mejorar el marketing y la publicidad o utilizando la videoconferencia para reducir los costos de viajes a reuniones, saber qué mercados y segmentos de mercado son los más abiertos a las interacciones virtuales es un punto de partida esencial.

Puedes  descargar los resultados completos sobre los 22 países en http://www.gfk.com/global-studies/global-study-overview